Corona británica derrotada en la primera ronda electoral en Brasil

7 de octubre de 2014

7 de octubre de 2014 — Los votantes brasileños derrotaron contundentemente la opción preferida de la corona británica en las elecciones presidenciales de este domingo, en su operación que pretende quitarle la "B" a los BRICS, luego de que la ambientalista brasileña favorita del príncipe Felipe, y querida de la City de Londres, Marina Silva, fue noqueada en la primera vuelta electoral. Silva quedó en un distante tercer lugar con solo 21% de los votos, a pesar de los grandes esfuerzos de Londres y sus compinches "verdes multimillonarios" brasileños.

La Presidenta titular Dilma Rousseff, comprometida con el fortalecimiento de la participación de Brasil en el renacimiento global que se está gestando en torno al BRICS, ganó un 41% de la votación en la primera ronda, y ahora va a tener que enfrentar a Aecio Neves, el político vinculado a los Rothschild que ganó el 34% de la votación en una segunda vuelta electoral el 26 de octubre.

Nunca limitados a una sola operación, el imperio anda atareado reagrupando fuerzas en torno a Aecio, que es igualmente una pieza de los británicos. Marina, lloriqueando que no es "una perdedora", dejó en claro su intención de apoyar con todo a Aecio. Sin embargo, había una razón por la cual los criminales de Wall Street y Londres favorecían a Marina; ella no ha sido electa nunca, y crearon su candidatura como una especie de "cara nueva" para el viejo sistema económico moribundo, que al igual que Obama apelaba al deseo de "cambio".

Los brasileños conocen bien el Partido Social Demócrata Brasileño (PSBD) de Aecio; el país se desintegró bajo su gobierno de 1992 al 2002. Lo que le preocupa a Londres, es que Dilma Rousseff derrotó a Marina Silva, en particular, porque puso en evidencia a los banqueros bandidos que están desplegados para regresar a los brasileños a la hambruna. Mucho antes de que se supiera el resultado de la votación el 5 de octubre, la revista Economist de Londres se quejó de que Dilma había lastimado a la "popular ex activista verde [Marina]... de probidad personal, en sus propuestas más sensibles, intermedias y sus promesas de una nueva forma de hacer política", cuando Dilma denunció que el plan de Marina para promulgar leyes que hicieran al Banco Central independiente de cualquier "interferencia" del gobierno, le "entregaría el poder a los sórdidos banqueros". De igual manera el Financial Times se quejó de que Dilma utilizaba en sus anuncios de campaña la escena de una cena de una película barata de gangsters para atacar a Marina por estar confabulada con los banqueros bandidos.

¡Aecio puede ser derrotado fácilmente con esos argumentos! Poco antes de las elecciones, Aecio anunció que si resultaba elegido nombraría a Arminio Fraga como su Secretario de Economía. ¡Fraga! La maniobra puso al descubierto la bancarrota económica y política total de la opción británica en Brasil. Fraga supervisó la peor política de austeridad y privatizaciones de Fernando Henrique Carodoso, último gobierno del PSBD, en su calidad de gobernador del Banco Central de 1999 a 2002. Fue Fraga, ejecutivo del Fondo Quantum de George Soros al momento en que se le nombró gobernador del Banco Central de Brasil, quien supervisó la política hiperinflacionaria de la "muralla de dinero" para evitar que Brasil echara abajo a todo el sistema financiero global, y después de salir del cargo, se financió su propio y enorme fondo compensatorio.

Por lo tanto, en sus comentarios después de las elecciones el domingo en la noche, Dilma se lanzó directo en contra de las políticas que Aecio representa. Con esta votación "el pueblo brasileño dijo que no quieren que regresen los fantasmas del pasado, como es la recesión, ajuste fiscal y desempleo. Una vez más nos enfrentamos al PSDB, que gobernó para una tercera parte de la población y se olvidó de los necesitados. Ellos pusieron en quiebra al país tres veces, impusieron tasas de interés que llegaron hasta un 45%... y nunca promovieron políticas de inclusión social y reducción de la desigualdad". Y trataron de privatizar las compañías petroleras y eléctricas estatales, Petrobras y Furnas, y los bancos públicos más grandes de Brasil, Banco do Brasil y Caixa Economica Federal".

Pudo haber dicho también sin faltar a la verdad que las elecciones del 26 de octubre van a ser entre el BRICS y Soros.