Del colchón a los grandes proyectos

2 de octubre de 2014

2 de octubre de 2014 — Un análisis de los compradores de los Certificados de Inversión en el Canal de Suez revela que un 42% usaron dinero que tenían en su casa o en sus negocios; un 38% usaron sus ahorros bancarios, 13% usaron sus ahorros postales egipcios y 4% vendieron bienes personales como carros u oro, según ilustra en su última encuesta el centro de investigación sobre la opinión pública egipcio Baseera.

Así que el dinero que de otra manera se hubiera escondido bajo el colchón, más probablemente con la intención de convertirlo a divisas fuertes o a oro, se ha invertido en el proyecto nacional del país y por lo tanto en el futuro del país.

El gobernador del Banco Central de Egipto, Hisham Ramer, afirmó que de los 64 mil millones de libras egipcias, 8,500 millones se recabaron en los primeros ocho días de que se emitieran los certificados, y que el valor total de las compras que se hicieron fuera del sector bancario fue de 27 mil millones de libras egipcias, según un informe en el Egipt Daily News.

El director general de la Autoridad del Canal de Suez, Mohab Mamish, dijo que uno de los objetivos más importantes del Nuevo Canal de Suez es no solo lograr que Egipto sea un centro logístico importante sino también ofrecer oportunidades de empleo a la juventud de la nación.

La nueva legislación que regula la gran Zona de Desarrollo del Canal de Suez obliga a los inversionistas a que en cada proyecto un 75% de las vacantes se cubran con jóvenes egipcios, según afirma el Servicio de Información Estatal del gobierno.

En cuanto al avance en el ensanchamiento del canal, el director de la Administración de Dragado de la Comisión del Canal de Suez, Sayed Ahmed, anunció que la etapa de dragado alcanzó los nueve metros de profundidad, puesto que se están dragando 20,000 metros cúbicos por día con dragas que trabajan 24 horas al día.