La construcción de nuevas opciones para la humanidad

9 de septiembre de 2014

9 de septiembre de 2014 -– Lo único que se escucha en todo el sector transatlántico del sistema financiero global, es el estertor de la muerte de un paradigma que está muerto y más que listo para ser enterrado. Si vives en el suroeste de Estados Unidos, es como si estuvieras muerto, a menos de que saquemos de inmediato a Obama de su cargo. Si eres un español joven, es como si estuvieras muerto, a menos de que se destrone a la Troika del imperio británico. Si eres un africano promedio, estás como muerto, a menos de que paremos en seco al imperio británico y lo hagamos responsable por sus crímenes y genocidio.

Pero hay opciones a esto, afirmó Lyndon LaRouche en el diálogo con el Comité Político de LaRouchePAC. [1] China, las naciones aliadas del BRICS, y otros están creando una "opción nueva para la humanidad", explicó LaRouche, y Helga Zepp-LaRouche acaba de finalizar un viaje por China [2] que está en el centro de esta operación global. China es fundamental para la organización del futuro de la humanidad, subrayó LaRouche.

China y Rusia han establecido un paso vertiginoso en el proceso organizativo alrededor de la actividad del BRICS, enfocados en la "cooperación económica multilateral" y en educar a los jóvenes en la ciencia [3] para satisfacer las necesidades de una fuerza de trabajo cada vez más productiva. Para la próxima cumbre del BRICS, [4] que será en la ciudad rusa de Ufa, del 9 al 15 de julio, Rusia ya anunció que se va a llevar a cabo junto con una cumbre de la Organización de Cooperación de Shangai (OCS), que esta semana estará ampliando su membresía ya que India y Pakistán pasarán a formar parte de esta organización.

"Eso es excelente", comentó LaRouche al respecto.

Un optimismo contagioso está en marcha por todo el planeta, incluso más allá de las naciones del BRICS propiamente. Argentina [5] y Egipto, [6] por ejemplo, están avanzando con sus planes de desarrollo nacional soberano, y saben quienes son sus amigos, y que el imperio británico y Wall Street son sus enemigos mortales. El nuevo paradigma emergente también está barriendo Escocia, [7] y es muy posible que este 18 de septiembre ellos voten a favor de independizarse del Reino Unido de la reina.

¿Y qué pasa con Estados Unidos?

No hay esperanza para Estados Unidos bajo el gobierno de éste Presidente, afirmó hoy de nuevo LaRouche. Con el gobierno de Obama, la situación es "imposible, es fatal". Bajo estas circunstancias, el papel potencial de Bill Clinton [8] es esencial, dijo LaRouche. Él puede ayudar a abrir las puertas de modo que Estados Unidos pueda unirse a esta nueva opción para la humanidad que más de la mitad de la población humana está construyendo ahora con mucho vigor.