El Banco de New York-Mellon no podrá funcionar en Argentina

27 de agosto de 2014

27 de agosto de 2014 — El Jefe del Gabinete del gobierno de Argentina, Jorge Capitanich, anunció en una conferencia de prensa el martes 26 en la mañana que la Superintendencia de Entidades Financieras y Cambiarias del Banco Central de la República Argentina, le revocó la autorización otorgada al Bank of New York Mellon (BoNY) para su representación en el país.

La Resolución 437 de la Superintendencia, fechada el 25 de agosto, establece que el BoNY "no registró operaciones activas, ni existen operaciones activas vigentes desde el período que finalizó en diciembre de 2012". Además de que la entidad "es la única que no cuenta con financiamiento a residentes del país desde enero de 2013 hasta la fecha", incumpliendo de esa manera el "objetivo operacional" que las entidades financieras extranjeras tienen que cumplir para poder operar en el país.

El proyecto de ley que propone el gobierno para emitir un nuevo canje de deuda voluntario para reestructurar la deuda con los tenedores de bonos bajo la ley argentina, que se debatiría en el Senado el 27 de agosto, además autoriza al Ministerio de Economía "a adoptar las medidas necesarias" para eliminar al BoNY como agente fiduciario que ha sido desde que Argentina hizo la reestructuración de su deuda en el 2005 y el 2010. El BoNY violó los términos del contrato de reestructuración, al no haber hecho efectivo el pago a los bonistas reestructurados el 30 de junio, que era el día límite, a pesar del hecho de que Argentina depositó $539 millones de dólares en su cuenta del BoNY el 27 de junio con ese propósito.

Capitanich también señaló que un grupo de fondos especulativos, en los que se incluye al Quantum Partners de George Soros, y al Hayman Capital de Kyle Bass, introdujeron una demanda en Londres contra el BoNY, exigiendo el pago de 226 millones de euros en intereses, que fueron bloqueados por el fallo emitido el mes pasado por el juez de Nueva York, Thomas Griesa. El periódico New York Times informó el martes que los demandantes argumentaron que, puesto que el pago de los intereses que deben recibir se basa en las leyes británicas, Griesa excedió su jurisdicción al bloquear que se realizara este pago.