Vicepresidente de Bolivia: atrevámonos a salir de la cueva y usar el fuego sagrado de la energía nuclear

23 de agosto de 2014

23 de agosto de 2014 — El vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, dio un brillante y apasionado discurso donde hizo un llamado para que Bolivia juegue el papel que le corresponde como una nación prometeica, y crear las condiciones para controlar la energía nuclear, a fin de crear la plataforma para el desarrollo tecnológico de su nación en los próximos 400 a 500 años. Linera García señaló de manera muy firme que la humanidad puede y debe controlar la energía atómica, como la forma presente del "fuego sagrado", en su discurso de clausura del VII Congreso Internacional Bolivia Gas y Energía, en Santa Cruz, Bolivia, este jueves 21 de agosto. El tema de la energía nuclear [1] se abordó durante el congreso, organizado por la Cámara Boliviana de Hidrocarburos, en el cual participaron desatacadas personalidades relacionadas al programa de energía nuclear argentino.

El vicepresidente García Linera expresó:

"El uso y aprendizaje de la energía atómica es una de nuestras obligaciones como sociedad y como Estado, hemos tomado esa decisión y vamos a encaminarnos en ella, en los siguientes años pondremos en aplicación un programa de energía nuclear, con fines pacíficos, fines médicos y agrícolas, como corresponde, pero tendremos una elite, un núcleo de cerebros, integrados al mundo, a las redes de trabajo en el ámbito atómico, que le permitan a Bolivia aprender y utilizar este fuego del siglo 21, la energía atómica".

"La energía atómica es el fuego del siglo 20 y 21, es el fuego que tenían los antepasados hace 20 mil años y que les permitió construir filosofía, ciencia técnica, filosofía, cultura, agricultura, el conocimiento del átomo, de sus regularidades, de sus usos, de su funcionamiento es en el siglo 20 y 21 la piedra de toque, el núcleo fundamental de los nuevos conocimientos y las nuevas tecnologías, las nuevas teorías y los nuevos medios de producción...

"Bolivia no puede quedar al margen, si esto es así, si el conocimiento del átomo... es el fuego sagrado del siglo 20 y 21 como lo fue el fuego para las civilizaciones preagrícolas de hace 20 mil años; una sociedad que se respete, y nosotros nos respetamos, hoy no puede quedar al margen y no vamos a quedar al margen...

"El fuego en sí mismo no era el destructor", dijo Linera García, y la energía atómica no es la destructora. Puede ser una "fuerza creativa productiva de vida o fuerza destructiva", agregó.

"La energía atómica existe independientemente de nosotros, funciona en la naturaleza, en el cuerpo humano, en los procedimientos físicos y químicos, la cosa es si tenemos la capacidad como sociedad de aprender, de conocer, de respetar su fuerza y de saberla utilizarla colectiva y humanamente para fines benéficos".

"Rompamos las cadenas mentales y coloniales, rompámoslas, atrevámonos a salir de la cueva, como lo hicieron hace 20 mil años nuestros antepasados. Atrevámonos a asumir una responsabilidad ante el mundo, ante nuestra historia y ante nuestra sociedad, el conocimiento de la energía atómica es el conocimiento del ABC de la naturaleza", dijo el vicepresidente.

Bolivia tiene "la obligación técnica, científica y moral de asumir el conocimiento, la utilización, la comprensión y desarrollo benéfico de esta fuerza fundamental de la naturaleza", enfatizó.

"No importa el tiempo que tardemos, lo vamos a hacer, porque estamos convencidos de que ahí estamos cimentando las condiciones del desarrollo tecnológico de los bolivianos para los siguientes 400 o 500 años", subrayó