El Papa viajó en el tren de alta velocidad en Corea, y le tiende la mano a China

18 de agosto de 2014

18 de agosto de 2014 -– El emprendedor Papa argentino, Papa Francisco, de manera inesperada decidió viajar en el tren de alta velocidad coreano de Seúl a Daejon el pasado viernes 15, siendo esta la primera vez que viaja en un tren de alta velocidad. El tren cubrió un trayecto de 90 millas en 50 minutos, trayecto que se suponía haría en helicóptero según estaba programado.

El domingo 17, el Papa tomó otra iniciativa inesperada, como un gesto de amistad con China. Durante su discurso en Haemi, Corea, ante 70 obispos católicos de 35 naciones asiáticas, el Papa Francisco dijo que la iglesia está comprometida a dialogar con todo el mundo, y subrayó que "En este espíritu de apertura a los demás, espero sinceramente que aquellos países de su continente con los que la Santa Sede todavía no disfruta de una relación plena no duden en promover un diálogo en beneficio de todos", señaló en su discurso en el santuario de Haemieup, a unos 100 kilómetros al suroeste de Seúl.

El vocero del Vaticano, Federico Lombardi, dijo que los comentarios hechos por el Papa fueron "obviamente una señal de buena voluntad para el diálogo" con China, así como con los demás países de Asia con los que el Vaticano no tiene relaciones diplomáticas, informó Associated Press. "Esta oferta del Papa para el diálogo es para todas estas tierras y no sólo una, aunque China es el más grande", dijo.