Argentina demanda al gobierno de Estados Unidos en el Tribunal Internacional de La Haya

8 de agosto de 2014

8 de agosto de 2014 — El gobierno argentino interpuso una demanda hoy ante el Tribunal Internacional de La Haya en contra del gobierno de Estados Unidos, acusándolo de violar sus "obligaciones internacionales de respetar la soberanía de la República Argentina, en particular su inmunidad soberana". El Tribunal dio a conocer un comunicado reconociendo que había recibido la solicitud y que se la había "transmitido al gobierno de Estados Unidos". Agrega sin embargo, que no se va a emprender ningún procedimiento "hasta y a menos que" Washington acepte la jurisdicción del Tribunal.

Este paso forma parte de la enérgica ofensiva internacional en múltiples frentes en contra de los buitres depredadores de la reina. Hoy, el Washington Post, el New York Times y el Wall Street Journal publicaron la notificación legal del gobierno a los tenedores de bonos que participaron en la reestructuración del 2005 y 2010, donde el gobierno argentino les señala sus derechos a exigir los pagos que están en manos del banco fiduciario, el Bank of New York-Mellon, que está reteniendo los pagos para los tenedores por $539 millones, o "en cualquier momento, sacar al fiduciario y nombrar otro fiduciario".

El fuerte aviso pagado afirma que Argentina no está en incumplimiento, ataca al juez Griesa por excederse en su autoridad y jurisdicción, ataca el sesgo del magistrado especial Daniel Pollack y resalta el brutal conflicto de intereses que se ve reflejado en la participación de los fondos buitre que son la parte demandante en contra de Argentina, en la votación del primero de agosto de la Asociación Internacional de Permutas y Derivados que fue la entidad (privada, además) que declaró a Argentina en incumplimiento.

El aviso pagado no le cayó bien al juez Griesa, quien específicamente en respuesta a esto convocó a una audiencia a los representantes de los buitres y de Argentina para las 3 de la tarde el 8 de agosto. Circulan rumores de que podría imponerle sanciones a Argentina o declararla en desacato.

La oficina del jefe del gabinete, Jorge Capitanich dio a conocer un comunicado de prensa hoy explicando que la demanda de Argentina al gobierno de EU es por violaciones a "sus obligaciones internacionales de respetar la soberanía de la República Argentina, en particular su inmunidad soberana" y "sus obligaciones internacionales de no aplicar... medidas de carácter económico o político que forcen la voluntad soberana de cualquier otro Estado".

La violación por parte de EU de estas obligaciones, agrega el comunicado, se derivan de las acciones de su sistema judicial, que ha "afectado las decisiones soberanas de la República Argentina para reestructurar su deuda externa". Dado que el Estado es responsable por la conducta de las ramas de su gobierno, continúa diciendo el comunicado de prensa, estas violaciones "han creado una controversia entre la República Argentina y los Estados Unidos, que nuestro país ha sometido al Tribunal Internacional de Justicia para su resolución".