Argentina exige a la SEC que investigue los posibles "delitos financieros" detrás de la declaración de incumplimiento

5 de agosto de 2014

5 de agosto de 2014 — En respuesta a la declaración que hizo la Asociación Internacional de Permutas y Derivados (ISDA, por sus siglas en inglés) el pasado viernes 1, de que supuestamente Argentina incurrió en un "evento crediticio" —o sea, un incumplimiento de pagos— el ministro de Finanzas, Axel Kicillof, anunció que la Comisión Nacional de Valores (CNV) de Argentina le pedirá a la Comisión de Valores y Cambios de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) que de inmediato inicie una investigación para averiguar si los fondos buitre y el juez Thomas Griesa utilizaron información privilegiada y forzaron un incumplimiento, para permitirle a los buitres recolectar millones de dólares en permutas de incumplimiento crediticio (conocidos como CDS, por sus siglas en ingés). Sus actividades podrían significar una "posible estafa millonaria", añadió.

Como respuesta a una petición hecha el 31 de julio por el Union Bank de Suiza, de que la ISDA se reúna para determinar si realmente ocurrió un incumplimiento, la ISDA se movió "en un trámite relámpago" para que los 15 miembros de la comisión convinieran el 1 de agosto —normalmente el proceso toma dos días— y votaran unánimemente para declarar al país en incumplimiento. Entre los 15 miembros que votaban se encontraban el JPMorgan y el Citibank, ambos de los cuales son tienen en su haber bonos argentinos reestructurados, también estuvieron el BNP Paribas, el Deutsche Bank, y otras luminarias del sistema financiero transatlántico que está desmoronándose. En la reunión también estuvieron presentes fondos buitre que no votaban, como el Eliot Management, del cual se rumorea que en las semanas recientes compró derivados CDS para sacar ganancias después de la decisión de la ISDA.

Esa decisión desató de inmediato un estimado de mil millones de pagos en CDS. En su declaración del 1 de agosto, el ministro de Finanzas le pidió a la CNV que investigue si el litigio contra Argentina y las acciones claramente parcializadas tanto del juez Thomas Griesa como del special master, Daniel Pollack, no fueron de hecho una "maniobra especulativa en favor de los fondos buitre, que pretende que ganen por los fondos en default que compraron a precio vil, pero también por los derivados financieros que se cobran cuando esta sociedad ISDA lo decide". Kicillof denunció que Griesa estaba tan parcializado, que realmente renunció a su responsabilidad para decidir si se restablece la medida cautelar que Argentina había pedido, dejando por el contrario que los buitres tomaran la decisión.

Durante el fin de semana, la CNV va a preparar su presentación a la SEC, y le va a exigir la "información precisa sobre las transacciones con esos título, para investigar si los propios fondos buitre, por sí, o a través de terceros, obtuvieron ingentes beneficios al no alcanzar el acuerdo" con Argentina.