Argentina denuncia al gobierno de Obama en su connivencia con los fondos buitres. El único punto pertinente es la soberanía

4 de agosto de 2014

2 de agosto de 2014 — Luego de que las calificadoras de deuda declararon a Argentina "incumplimiento técnico" el 30 de julio, dado que no hubo ningún acuerdo con los fondos buitre de la reina británica, el gobierno de Argentina dejó muy claro que no capitularía —y no lo hizo— en la cuestión fundamental de la soberanía y la dignidad nacional, e hizo recaer la responsabilidad a quien le corresponde, en las puertas de la Casa Blanca, por el fracaso de las negociaciones.

En su conferencia de prensa del jueves en la mañana, Jorge Capitanich, Jefe del Gabinete, acusó al gobierno de Estados Unidos directamente por su falta de "racionalidad", y a los funcionarios judiciales de tendenciosos, caracterizando con exactitud al juez Thomas Griesa y al special master Daniel Pollack como "agentes de los fondos buitres".

Cuando Capitanich dio sus argumentos, dejó en claro por qué Obama debe ser enjuiciado políticamente de inmediato.

"Estados Unidos es responsable de no actuar adecuadamente", dijo Capitanich. "Que no me venga con la excusa de que el poder judicial es independiente". Estados Unidos "es independiente de la racionalidad, es independiente de decisiones que sean compatibles con el funcionamiento del sistema financiero internacional, pero no es independiente de los fondos buitres".

"Hubo mala praxis por parte del poder judicial de Estados Unidos", afirmó Capitanich. Existió "una marcada incompetencia del special master Pollack" quien no pudo "generar las condiciones de negociación razonables... por no haber entendido el proceso; por no respetar la condición de la Argentina como país soberano".

La negativa de Griesa a restaurar la medida cautelar, "fue realizada ex profeso", dijo el Jefe del Gabinete argentino, "para amilanar las decisiones del gobierno, que va a cumplir con su responsabilidad, y respeta la Constitución y las leyes. Pero se equivocan", advirtió. "El gobierno no solamente va a cumplir con sus responsabilidades... no cabe la menor duda que... el juez Griesa no es un juez independiente; él es un agente de los fondos buitres. Pollack es un agente de los fondos buitres. Así que ¿de que justicia me hablan. De qué independencia del Poder Judicial me hablan? Aquí hay la responsabilidad de un Estado, o sea, de Estados Unidos, para generar condiciones de respeto a la soberanía irrestricta de los países. Esta es la posición de Argentina, una posición racional... Argentina hará valer sus derechos ante la comunidad internacional", en especial porque el respaldo internacional que tiene es abrumador.

Capitanich también se refirió a la locura de la situación global, tanto en términos estratégicos como financieros. "La comunidad internacional no puede avalar a un grupo minúsculo que pretende fulminar procesos de reestructuración voluntaria de un país soberano", afirmó. "Pero ¿qué podemos esperar de un liderazgo mundial que ni siquiera es capaz de intervenir en guerras, cuando matan personas? Entonces no les importa absolutamente nada, no les importa vulnerar la soberanía de los países. No les importa que muera gente, y no les importa actuar como deben actuar frente a estos grupos minúsculos" de buitres.

"Pero esto no puede seguir indefinidamente", advirtió. "No es posible que el mundo coexista, conviva con este tipo de agentes minúsculos que distorsionan el funcionamiento del sistema financiero internacional, las relaciones entre países, el ejercicio de la soberanía, y sobre todo , la voluntad de los pueblos", recalcó.

Argentina tiene una posición completamente firme y clara, señaló. "Defender la posición de Argentina es defender nuestra soberanía, defender nuestras riquezas, defender el pan de nuestros hijos". Por otro lado, a los líderes internacionales "no les ha temblado el pulso para provocar guerras, para intervenir países en nombre solamente de la apropiación indebida de recursos". En cuanto a Argentina, "vamos a seguir con lo que estamos haciendo", afirmó, "en un mundo complejo".

Capitanich resaltó que "ahora se abren múltiples instancias, como por ejemplo, la Apelación ante la Corte Internacional de La Haya", o iniciar un "debate en la Organización de las Naciones Unidas". El mencionó además la necesidad de llevar a cabo "un debate de carácter internacional" como una conferencia para abordar las regulaciones que eviten que los fondos buitre sigan desbocados.