Argentina: Ningún arreglo con buitres. "No vamos a firmar ningún compromiso que comprometa el futuro de los argentinos"

1 de agosto de 2014

1 de agosto de 2014 — Luego de dos días de reuniones maratónicas en Nueva York, Argentina y los fondos buitres del imperio británico no llegaron a ningún arreglo sobre el pago exigido por los buitres ($1,600 millones de dólares) y a las 5pm del miércoles 30 de julio, al final del período de gracia de 30 días concedido el 30 de junio, cuando Argentina tampoco aceptó pagarle a los buitres, la agencia calificadora Standard & Whores declaró que el país había caído en incumplimiento de sus obligaciones de deuda.

En conferencia de prensa en el consulado argentino, el Ministro de Finanzas Axel Kicillof fue muy duro, dejando en claro que su gobierno no tenía la intención de sacrificar su soberanía o sus decisiones sobre el camino de su desarrollo económico.

"No vamos a firmar ningún compromiso que comprometa el futuro de los argentinos" dijo. "Este gobierno no va a acceder a cualquier cosa para negociar con los fondos buitre. Nosotros representamos a un Estado que tiene sus leyes y que va a defender los derechos de los argentinos y no ceder a reclamos extorsivos". Señaló que "él Estado no va a firmar cualquier cosa, va a respetar parámetros de la ley e intereses del pueblo". Más adelante dijo que "Argentina está dispuesta a dialogar y a consensuar con el 100% de los acreedores, pero que no nos quieran obligar a hacer algo ilegal, inequitativo e injusto y que puede poner en riesgo a la economía argentina".

Atacó violentamente al juez Thomas Griesa, autor del fallo que le ordena a Argentina pagarle a los buitres, por ser el causante de la situación. "¿Por qué el diálogo con los fondos buitre? Porque Argentina ha pedido a Griesa un stay [suspensión de sentencia] y el juez decidió que quien debe concedernos el stay no es él, sino los fondos buitre. O sea que si lo fondos buitre no conceden el stay, no hay stay. Lo que quiero dejar en claro es que los fondos buitre no están dispuestos a dar esa suspensión. Lo que ellos reclaman, para darnos el stay, es que se les pague más que lo que se les pagó al 92 por ciento de los bonistas que entraron al canje en 2005 y 2010", explicó Kicillof. Agregó que se les ofreció que "ingresen al canje en similares condiciones que los que aceptaron los otros dos canjes. Esta situación no es violatoria de las cláusulas de nuestros contratos. Les ofrecimos un 300% de ganancia, porque como los que hacen el juicio compraron títulos defaulteados, van a tener esa ganancia y esto no fue aceptado".

Argentina no puede aceptar sin activar la Clausula RUFO (Rights Upon Future Offers -Derechos sobre Ofertas a Futuro) que desataría una ola de demandas: "Si nosotros accediéramos a lo que pide el 1%, el 92.4% va a pedir que se le pague lo mismo, lo que podría llegar según estimaciones privadas hasta 500 mil millones de dólares".

"Esta responsabilidad se la atribuimos al juez Griesa", dijo. La situación no tiene precedentes. "Argentina pagó, tiene plata y va a seguir pagando los próximos vencimientos. ¿Cómo va a haber una cesación de pago declarada por un juez? Esta situación se la atribuimos a Griesa. ¿Como va a impedir pagar? Ese dinero que está ahí, si fuera un default no estaría ahí".

El magistrado especial Daniel Pollack dió a conocer un comunicado de prensa insistiendo en su neutralidad en el caso y disposición a ayudar, pero después lanza un sermón de que "todas las partes tienen que cumplir con las leyes de Estados Unidos" y respalda el fallo del juez Griesa de que Argentina tiene que pagarle a los buitres al mismo tiempo que le paga a los tenedores reestructurados. Esa es la ley, dice.

Este domingo, circularon informes de que la Asociación Bancaria Argentina (Adeba), que representa bancos privados, propuso comprar los bonos incumplidos a los fondos buitre con la idea de que esto induciría a los buitres a que aceptaran la suspensión de la sentencia de Griesa. Kicillof negó tener conocimiento de ese plan aunque no descartó la posibilidad de que "pudiera haber una solución de este tipo" que pudiera surgir ya que "no sería raro que un tercer afectado por esto buscara una solución".