Un juez federal le da luz verde a los fondos buitre para que se apoderen de las reservas del Banco Central de Argentina

30 de septiembre de 2013

30 de septiembre de 2013 — Una vez más, actuando en defensa de los intereses de Wall Street y de la City de Londres, que buscan derrocar al gobierno de la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, Thomas Griesa, juez federal de Nueva York, dictaminó el 25 de septiembre que los depredadores fondos buitre, NML Capital Ltd y EM Ltd, pueden "legítimamente adjudicarse" reservas del Banco Central de la República Argentina (BCRA) que están depositadas en la Reserva Federal de Estados Unidos.

Estos caníbales financieros quieren cobrar $3,410 millones de dólares por el valor nominal de los bonos impagos, con los cuales especularon antes de que Argentina dejara de pagarlos en el 2001. Griesa se negó a descartar el caso que presentaron dos especuladores en contra del BCRA, argumentando que debido a que el Banco Central argentino es el "alter ego" del gobierno argentino y no una entidad independiente, existen basamentos legales para justificar que se confisquen sus activos para satisfacer las demandas de los buitres.

Pero el dictamen de Griesa pasa por encima de un dictamen hecho en el 2010 en contra de los fondos buitres por un Tribunal de Apelaciones del Segundo Circuito de Nueva York, que declaró que "sin importar si los Bancos Centrales son o no independientes", las reservas extranjeras del BCRA depositadas en la Reserva Federal de Estados Unidos, "para llevar a cabo operaciones típicas de cualquier banco central", no pueden ser embargadas, puesto que esto sería una violación de la Ley de Estados Unidos sobre la Inmunidad de la Soberanía. En ese entonces el Tribunal Supremo de Justicia se rehusó a escuchar la apelación hecha por los fondos buitres sobre el dictamen del tribunal de circuito.