Sobre las "bromas" frecuentes de Obama sobre las drogas

5 de julio de 2014

2 de julio de 2014 — Las bromas frecuentes de Obama sobre el uso de drogas son "chistosísimas" escribió el martes 1 de julio, con gran sarcasmo, Paula Bolyard en PJ Media, donde reseña lo siguiente:

"En una recepción en la Casa Blanca el 30 de junio en reconocimiento del Mes del Orgullo Lésbico-Homosexual-Bisexual-Transexual, el Presidente Obama le gritó al chef ejecutivo de pastelería 'Bill Yosses, quien está aquí con su esposo, Charlie'.

"Llamando a Yosses el 'maestro de la pasta' Obama dijo 'sus pasteles... no sé lo que le pone... ya sea que le ponga crak o... um... pero...'

"Michele Obama rápidamente [¿a la defensiva?] lo interrumpió, 'No, no les pone. No le ponen crac a nuestros pasteles'.

La multitud estalló en risotadas ante el chiste sobre drogas de Obama...

"Esta no es la primera vez que el Presidente Obama hace bromas sobre drogas. En la Cena de Corresponsales del 2013 en la Casa Blanca, Obama dijo, 'pero el problema es que el panorama de los medios está cambiando tan rápidamente. No hay forma de estar al día con ellos. Quiero decir, yo recuerdo cuando Buzzfeed no era más que algo que hacíamos en la Universidad alrededor de las 2 a.m.'

"En la Recepción de Honores del Centro Kennedy en el 2013 en el Salón Este de la Casa Blanca, el Presidente bromeó sobre el consumo de drogas de Carlos Santana en Woodstock.

"Cuando un Carlos Santana de 22 años subió al escenario en Woodstock, pocos fuera de su pueblo natal de San Francisco sabían quién era. Y el sentimiento era mutuo. Carlos estaba en tal, digamos, estado mental alterado, que casi no recuerda nada de los otros participantes. Pensaba que el mástil de su guitarra era una serpiente eléctrica'.

"La multitud en la recepción reía y aplaudía. El Presidente siguió adelante, sugiriendo que el consumo de drogas por parte de Santana había mejorado su actuación en Woodstock...

"Hemos evolucionado desde la 'Guerra a las drogas' de Nixon a 'Solo di no a las drogas' de Nancy Reagan, a que nuestro presidente bromee sobre su consumo de drogas y el de otros.

"Chistosísimo".