Francia se alía con Argentina

5 de julio de 2014

2 de julio de 2014 — En cuanto a la lucha de los fondos buitres por despojar a Argentina de sus fondos y su soberanía, el gobierno de Francia se situó al lado correcto de la historia. Las relaciones entre los sucesivos gobiernos franceses con la Presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner han sido excelentes, para gran consternación de los medios informativos de la oligarquía, que se preguntan por qué está Francia hace esto, cuando Argentina les debe mil millones de dólares. Como lo muestra el artículo de un Quentín Raverdy en Le Point, quien, no bien había decidido Argentina apelar la decisión del juez del estado de Nueva York, Thomas Griesa, a favor de los fondos buitre, ante la Corte Suprema de EU, cuando "para sorpresa de todos, logró el apoyo improbable de... Francia. A pesar del hecho de que Francia es un país acreedor... Paris decidió introducir un informe amicus curiae a favor de Argentina".

Una de las razones es el temor de un riesgo sistémico, escribe Raverdy: El ministro de Finanzas "Pierre Moscovici le advirtió a los tribunales norteamericanos sobre las 'potenciales consecuencias de su decisión en el buen funcionamiento del sistema internacional'. La sentencia a favor de los fondos buitre debilitaría 'los planes de reestructuración ordenados y negociados' por todo el mundo, tales como los de Grecia y Chipre", señaló.

Francia ya había intervenido a favor de Argentina en contra de los fondos buitre en el 2013. La Corte Suprema de Francia falló tres veces en contra de los intentos de los fondos buitre por apoderarse de fondos provenientes de pagos de impuestos pagados por compañías francesas activas en América del Sur.

Más allá de las consideraciones de orden general, las empresas francesas quieren trabajar en Argentina, la cual "sigue siendo la tercera economía más grande de América Latina, un país que tiene peso en la geopolítica regional" y "con un gran mercado interno", dice el especialista quien agrega que "Argentina es un socio de interés, siempre y cuando sea solvente".

Cristina Fernández estuvo en marzo en Paris para asistir a la reunión del Club de Paris, para las negociaciones de las últimas propuestas de Argentina para realizar sus pagos. Argentina estaba dispuesta a pagar el 20% en efectivo y el resto en bonos del Estado, cuyos pagos estarían condicionados a los planes de inversiones futuros de esos acreedores en Argentina. En esa ocasión, la Presidente Fernández sostuvo una conferencia de prensa conjunta con Francois Hollande, en donde la atmósfera fue en verdad excelente y apuntaba a una relación larga y positiva, a pesar de que Argentina le ha mostrado los dientes más de una vez a compañías francesas que respetaban los contratos, como el caso de Aguas Argentinas (propiedad de la compañía francesa Suez), que fue nacionalizada por el Presidente Néstor Kirchner en el 2006 cuando Suez no cumplió con el contrato de invertir en infraestructura.