Entrevista exclusiva de EIR al presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Duma de Rusia, Alexei Pushkov

22 de abril de 2014

22 de abril de 2014 — La siguiente entrevista, realizada por EIR, se ha puesto a disposición de LaRouche PAC y la publicamos aquí por su oportuna importancia para nuestros lectores.

Alexei Pushkov, historiador, periodista y miembro del Partido Rusia Unida, es presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Duma (Asamblea Legislativa) de la Federación Rusa. EIR lo entrevistó el 8 de abril en Estrasburgo, Francia, en ocasión de la sesión de una semana de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa. Claudio Celani y Dean Andromidas condujeron la entrevista.

EIR: Hemos preparado cuatro preguntas para usted. La primera es: Ayer, Tony Blair le dijo a la BBC que él pensaba que era "terrible" que Occidente no hubiera intervenido militarmente en Siria el verano pasado. Usted habló muchas veces sobre los peligros de tal intervención militar. ¿Piensa que quienes querían una "gran guerra" en Siria, ahora están tratando de lograr sus propósitos en Ucrania?

Alexei Pushkov: Pienso que el señor Blair y el señor [senador John] McCain y todos quienes estaban molestos porque no se inició la intervención en Siria, son partidarios de la llamada doctrina de cambio de régimen. Esto no tiene que ver con la democracia, sino con cambiar el régimen en países donde las fuerzas neoconservadoras, a las que el señor Blair indudablemente pertenece, piensan que el gobierno en el poder contradice los intereses del mundo occidental. Y para destituir a esos gobiernos, gente como el señor Blair está lista para sacrificar tantas vidas de soldados americanos o británicos como sean necesarias.

Pienso que el señor Blair es detestado sinceramente en su propio país. Allí inclusive ha habido intentos para enjuiciarlo públicamente y la razón es que él inventó por completo las causas para la guerra contra Irak. Él engañó a su propia nación. Sus acciones condujeron a la muerte de unos 1,000 soldados británicos, y desde cualquier punto de vista, a gente como el señor Blair lo debería juzgar una corte internacional. Lamentablemente, el hecho es que no [se le ha juzgado] y ahora está pidiendo nuevas guerras, una guerra contra Siria.

Por el momento, este plan falló y entonces pienso que las fuerzas que estuvieron detrás de una guerra contra Siria, decidieron que podrían usar la situación en la plaza Maidan en Ucrania para lograr allí un cambio de gobierno. Y lo lograron, realmente; porque no nos engañemos: hubo una presencia occidental muy fuerte en la plaza Maidan. Hemos visto a ministros extranjeros y a parlamentarios de naciones occidentales que fueron hasta allá para pedir básicamente el derrocamiento del gobierno existente, que era un gobierno legal, elegido por la población. Y es por esta razón que ahora los mismos políticos y los mismos círculos políticos tratan de cerrar sus ojos para no ver a las fuerzas de derecha y extremistas en Ucrania, a las fuerzas neonazis allí; tratan de cerrar sus ojos al carácter ilegal de las autoridades de Ucrania y al hecho que allí definitivamente se ejecutó un golpe de Estado.

Entonces, sí, pienso que no se trata de que estén buscando lograr sus propósitos ahora en Ucrania; pienso que esa gente ha tenido una estrategia muy consistente en cuanto a los asuntos internacionales, que supone un cambio de régimen en todos los países que se deberían llevar a la esfera de influencia de la OTAN y Estados Unidos. Por lo tanto, pienso que este es el propósito y puede suceder en Ucrania, en Kirguistán, en Siria, o en muchos otros lugares.

Por lo tanto, pienso que sí, que Ucrania es parte de la sucesión de cambios de régimen que ocurrieron en los últimos años alrededor del mundo, comenzando con Serbia y siguiendo a través de Irak, Libia, etc.

Detrás del peligro de guerra: La bancarrota transatlántica

EIR: El fundador de EIR, Lyndon LaRouche, ha dicho muchas veces que la fuerza motriz detrás de la política de confrontación y del peligro de guerra, así como de la política de cambio de régimen, es la bancarrota de todo el sistema financiero transatlántico, tanto de la City de Londres como de su socio menor, Wall Street. Después de la crisis de 2008, la burbuja especulativa de los derivados ha llegado a ser incluso mayor y más explosiva que antes. ¿Usted piensa, como alguna gente en Rusia ha mencionado, que Rusia puede aprovechar la oportunidad de las sanciones impuestas por Occidente, para acelerar considerablemente el proceso de "de-offshorization" —como le llama el Presidente Putin al proceso de eliminar la participación en los paraísos fiscales e inversiones en la burbuja especulativa global— y separar su economía del sistema quebrado de Londres-Nueva York-Basilea?

Pushkov: Bien, pienso que si Rusia aproveche esta oportunidad o no, las sanciones que está imponiendo Occidente la conducen a un proceso ineludible de reconsiderar sus políticas económica y financiera. Así que, no pienso que sea una elección de Rusia, de alguna manera; el hecho es que se nos ha puesto en una posición en la que hemos llegado a depender mucho más de nosotros mismos.

En cuando a la separación de la economía del sistema de Londres-Nueva York-Basilea, no pienso que sea fácil. Londres y Nueva York son centros extremadamente importantes de poderío económico y financiero, y podemos ver que todos los principales actores en el mundo tienen vínculos muy importantes con estos centros de poder: los chinos, el mundo árabe, sea quien sea. Por lo tanto, no pienso que las empresas rusas se impongan la tarea de romper todos los contactos con la bolsa de valores en Londres y Nueva York, y con los bancos de allí y demás.

Pero, hasta cierto punto, nosotros seremos forzados a funcionar sobre una base más nacional. Por ejemplo, Rusia no tenía un sistema nacional de pagos con tarjetas [de crédito]; nosotros continuamos usando Visa, Mastercard y otras tarjetas aceptadas internacionalmente. Ahora crearemos un sistema nacional de tarjetas [de crédito] que, por supuesto, solo será válido en el territorio de la Federación Rusa, y la única moneda que usará será el rublo. Hasta ahora, no teníamos nada como esto; hemos dependido completamente de los sistemas que existen fuera de Rusia y están controlados por el gobierno americano. Pero cuando Visa y Mastercard decidieron bloquear la actividad de algunos bancos y luego lo reconsideraron (al menos en un caso, porque declararon que había sido un error de evaluación), entendimos el mensaje. Entendimos el mensaje que no podíamos confiar totalmente en estas compañías, porque al tener su sede en Estados Unidos, ellas tienen que seguir las leyes estadounidenses. Este es un pequeño ejemplo, pero muestra cómo el sistema financiero ruso reconsiderará sus lazos económicos.

También pienso que una de las consecuencias de este cambio de política económica se relacionará con la ampliación de nuestros lazos con economías del lejano oriente, como China, y del sureste. Estas naciones no están aplicando sanciones contra Rusia. Incluso Japón, que pienso ha congelado las negociaciones sobre el régimen sin visa [estableciendo los viajes libres de visa entre Rusia y Japón—ndr], no tomó ninguna sanción económica contra Rusia. Los chinos estuvieron apoyando habitualmente a Rusia durante esta crisis y los países de Asia, tales como Corea del Sur o Malasia o Singapur, tienen su propia línea estratégica, que no tiene nada que ver con la de los países de la OTAN.

Así que pienso que Rusia tendrá que redirigir una parte de su economía, como una parte de sus exportaciones de gas y petróleo, hacia el oriente, donde ese ubica cada vez más el centro del poderío económico. Por lo tanto, pienso que no será una separación deliberada de la economía; simplemente será que las consecuencias de las sanciones conducirán a Rusia a hacer algo que no haría en otras circunstancias. Nosotros simplemente tenemos que encontrar nuevos mercados y nuevas oportunidades para el desarrollo.

Cooperación en Afganistán corre peligro

EIR: Esto me lleva a la siguiente pregunta, que se relaciona con el desarrollo de Asia. El pasado mes de noviembre, Víctor Ivanov, director del Servicio Federal Ruso de Control de las Drogas, anunció que Rusia planeaba poner en la agenda del G8 en Sochi un plan muy optimista para luchar contra la producción afgana de narcóticos mediante un programa para industrializar Afganistán, con grandes proyectos hidroeléctricos y otra infraestructura. Estas ideas, incluyendo la creación de una Corporación de Desarrollo de Asia Central, fueron bienvenidas por algunas personalidades europeas, tales como Pino Arlacchi, miembro del Parlamento Europeo por Italia y ex zar antidrogas de la ONU. Pero ahora se ha cancelado el G8. Usted ya ha contestado parcialmente esta pregunta, pero, ¿piensa que Rusia puede proseguir esta idea específica para el desarrollo de Eurasia, junto con China, India y otras naciones del Sur y el Este?

Pushkov: Pienso que la decisión de la OTAN de congelar nuestra cooperación sobre Afganistán hasta junio de este año, si se prolonga más allá, definitivamente llevará a la ausencia de cooperación entre Rusia y Occidente sobre la industrialización de Afganistán. Probablemente, también conducirá a una reconsideración del tránsito de tropas, equipo e instalaciones de la OTAN desde Afganistán hacia el Oeste. Este debería haber seguido dos rutas: una por aire y otra por ferrocarril a través del territorio de la Federación Rusa. Y pienso que el plan para industrializar Afganistán será víctima de esta decisión política.

No es nuestra decisión. Nosotros quisiéramos cooperar en Afganistán, pero aquí, por supuesto, la OTAN, al cortar todos los programas de interacción con Rusia, yo diría que también nos está poniendo en una situación muy difícil. Si la OTAN continúa esta política de restringir sus lazos con Rusia, en algún momento la Federación Rusa también puede tomar algunas decisiones que, probablemente, no serían bienvenidas en la OTAN, pero que harían imposible cualquier cooperación extra en Afganistán.

Si hablamos acerca de un mayor desarrollo euroasiático, pienso que Rusia ya está comprometida en un importante proyecto de desarrollo, que es el de la Unión Aduanera. La Unión Aduanera está funcionando y pienso que Armenia probablemente se unirá a ella en 2014, con lo que ya contará con cuatro países. Pienso que algunos otros países posiblemente ingresen a la Unión Aduanera; sé que India querría tener cierto estatus en ella, y hay otros países que han expresado interés.

En consecuencia, pienso que, definitivamente, los nuevos líderes del desarrollo económico, tales como China, India y algunos otros serán socios importantes en nuestro desarrollo económico más extenso. Lamentablemente, los lazos económicos con Occidente pueden sufrir a causa de posiciones políticas. Eso probablemente no ocurra con las naciones asiáticas. Las naciones asiáticas no tratan de dictar ninguna clase de condición política a Rusia; ellas no están tomando sanciones contra nosotros. Ellas nos consideran como socios y no precisamente como una nación que seguiría los consejos de Occidente. Y esa es una enorme diferencia al tratar con los orientales en comparación con los occidentales.

Cuando tratamos con Occidente, siempre sentimos que se nos está presionando, que se nos está criticando, que se nos dice qué hacer y qué no hacer, como si en Washington y Bruselas ellos conocieran mejor qué deberíamos hacer, nosotros los rusos, y qué es mejor para nuestros intereses nacionales. Los chinos, los indios, los malasios y los surcoreanos, e incluso los japoneses, tienen un enfoque muy diferente. Ellos piensan que, mientras deciden por sí mismos en Tokio y Seúl, los rusos igualmente pueden decidir por sí mismos en Moscú. Y eso también crea un escenario político muy positivo para el desarrollo económico.

Defensa de la Tierra vs. fantasías geopolíticas

EIR: Un número creciente de estadounidenses, inclusive en los círculos militares y políticos, concuerda con LaRouche, quien sostiene que el Presidente de Estados Unidos está jugando con el peligro de la guerra termonuclear, involucrando a Estados Unidos y otros contra Rusia y China. Algunos de ellos incluso concuerdan en que se debe impugnar a Obama por esta causa. Otros están muy molestos con el bloqueo a la cooperación ruso-americana en un amplio abanico de posibilidades, desde la exploración espacial hasta la investigación en energía nuclear. Usted personalmente ha declarado que las naciones deberían estar trabajando juntas para defender al planeta contra el peligro de los asteroides y cometas, la Defensa Estratégica de la Tierra. ¿Qué diría ahora sobre la importancia de la cooperación internacional para resolver las tareas comunes de la humanidad?

Pushkov: Diré que, lamentablemente, una gran parte de la clase política de las naciones prominentes (y quiero decir, en primer lugar, Estados Unidos) está cegada por temas geopolíticos y el deseo de dominar en el mundo. Se le llama "liderazgo americano", pero pienso que el Sr. [Zbigniew] Brzezinski lo dijo de manera más adecuada cuando lo llamó "hegemonía americana". Creo que la meta de lograr la hegemonía americana es una meta falsa. También es una meta falsa para Estados Unidos porque desvía su potencial a algo que lo puede poner en peligro, mucho más que apoyar su causa.

Cuando dije que las naciones deberían estar trabajando juntas para defender a la Tierra de los asteroides y cometas, esto es algo que parece ser un peligro distante, pero de hecho, si usted revisa los datos científicos de los últimos diez años, verá que en dos o tres ocasiones, asteroides muy grandes pasaron a una distancia que, en términos de medidas cósmicas del espacio, está apenas a un pelo de la Tierra. Algo como 300 millones de km, ¡es casi nada! Un leve cambio en algún lugar y nos golpea. Y luego, nada será importante: no será importante si la señora Hillary Clinton será o no será la próxima Presidente de Estados Unidos, no será importante lo que piensa el señor Robert Kagan en Washington y lo que Estados Unidos piensa acerca de la reunificación de Rusia con Crimea. Yo diría que, repentinamente, todas las cosas adquirirán su valor real. Y el valor real nos dirá que hemos perdido una enorme oportunidad para defendernos del mal absoluto, porque estábamos siguiendo las fantasías del señor Kagan sobre cómo Estados Unidos dominará el mundo.

Por lo tanto, pienso que estas falsas metas son algo que está cegando a la clase política estadounidense. No a toda; sé que en el Congreso estadounidense, diría, probablemente el 10% de los senadores y congresistas muestran un enfoque razonable. Pero la mayoría está cegada por este tema. ¡Es como si el asunto más importante en el mundo fuera decirle a cada quien cómo se debería comportar y cómo se debería ver adentro y afuera, y qué clase de democracia debería tener! Pero si tenemos una crisis climática global, si tenemos los océanos elevándose solo un metro, la mitad de Nueva York estará sumergida y entonces, repentinamente, veremos que esto no es importante, lo que estamos debatiendo ahora con Estados Unidos. Lo importante es sobrevivir como humanidad.

Y, desafortunadamente, temo que estamos mucho más cerca a esto de lo que pensamos, y no se hace nada sobre este punto. No hay programa para usar el potencial de misiles de la Tierra y el potencial nuclear para enfrentar el peligro de los asteroides, por ejemplo. ¡Este problema "no existe"! Pero, por supuesto, hay un programa que cuesta miles de millones de dólares para establecer un sistema antimisiles (ABM) que tratará de neutralizar el potencial nuclear ruso.

¿Cómo lo puedo exponer? ¿Qué es esto? ¿Ceguera? ¿Falta de entendimiento? ¿O apenas una imagen de poderío interesada con que la gente tonta se engaña a sí misma? Temo que algo sucederá que nos mostrará la relatividad de estas metas geopolíticas, que se están colocando y promoviendo como lo más importante en el mundo. Pienso que hay otras cosas que son más importantes y que si no lo entendemos por nosotros mismos, el curso de los acontecimientos nos mostrará que estábamos equivocados.

EIR: Muchas gracias.