El desempleo real en Europa sigue aumentando

16 de abril de 2014

16 de abril de 2014 — Sin duda alguna fue por modestia, que el Fondo Monetario Internacional (FMI) no quiso adjudicarse los 'éxitos' que se han producido por toda Europa gracias a sus políticas. Según las últimas estadísticas oficiales dadas a conocer por Eurostat, la tasa de desempleo real en el 2013 siguió remontándose por toda la zona, como producto directo de las políticas de austeridad impuestas por la Troika (FMI, el BCE y la Unión Europea)

Las tasas de desempleo oficiales en Europa, ya de por sí lo suficientemente malas, esconden las tasas de desempleo reales al excluir: a) a quienes ya no buscan empleo activamente y que por lo tanto no se cuentan ya como fuerza laboral; b) a quienes tienen empleos de medio tiempo cuando lo que quieren y necesitan son empleos de tiempo completo, etc. Se puede obtener una aproximación al desempleo real agregándole a las cifras oficiales de desempleo, a quienes se incluyen en Eurostat como "personas en capacidad de trabajar pero que no buscan empleo", "Trabajadores subempleados de medio tiempo" y "personas que buscan empleo pero que no está disponible inmediatamente". Estos cálculos dan cifras sobre el desempleo real que, en cualquier caso, son conservadoras; pero la tendencia en el transcurso del tiempo es un parámetro útil a considerar, como lo indica la siguiente gráfica; la tasa de desempleo real se disparó como consecuencia de los rescates y el proceso de austeridad del 2008 impuesto por el imperio británico, que afectó especialmente a las naciones del sur de Europa.

El desempleo real (porcentaje de la fuerza laboral)
PAÍS2008201220132013/2012
Eurozona15.4%20.1%21.4%+5.3%
España19.4%36.7%39.2%+6.0%
Grecia11.0%30.6%34.9%+13.2%
Italia19.4%25.1%28.0%+15.9%
Portugal11.7%25.4%27.6%+6.9%

Fuente: Eurostat

Es importante destacar que estos son los logros alcanzados por las políticas de despoblación y desindustrialización del imperio británico, incluso antes de que empezara su régimen de sanciones económicas en contra de Rusia, sanciones que tienen el efecto deseado no solo de destruir a Rusia sino también lo poco que queda de las economías industriales de Europa central y occidental.