Presidenta de Argentina denuncia: los británicos utilizan Las Malvinas como base nuclear y de espionaje de la OTAN

9 de abril de 2014

9 de abril de 2014 — La ocupación de las Islas Malvinas por los británicos no es solo una violación de la soberanía de Argentina, sino que además constituye una amenaza a la paz internacional, advirtió la Presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, en el discurso que dio el Día de los Veteranos argentinos, en conmemoración de las acciones de Argentina el 2 de abril de 1982 para recuperar las Islas Malvinas.

Efectivamente, los británicos han utilizado y abusado de nuestros recursos naturales indiscriminadamente, pero esa no es la prioridad en los intereses del Reino Unido en Las Malvinas, dijo la Presidenta argentina. "La verdad sobre Malvinas, es que constituye la base militar nuclear de la OTAN en el Atlántico Sur, esta es la verdad que no pueden seguir ocultando... constituye hoy la mayor base militar existente al sur del paralelo 50 grados sur. Desde Malvinas se maneja todo el despliegue militar británico, ma non troppo, diría yo, del Atlántico Sur, y también los sistemas de inteligencia electrónica". Convirtieron las Islas Malvinas en una de las zonas a nivel mundial con mayor presencia militar, donde hay escasamente 1000 personas nacidas en las islas, pero hay de 1500 a 2000 funcionarios del ejército británico, y un centro británico de comando y de control y de capacidad de monitoreo electrónico para toda la región, un submarino nuclear con capacidad de llevar armas nucleares, y aviones de combate de propulsión a chorro de quinta generación, equipados con misiles cruceros capaces de alcanzar la mayoría del Cono Sur de Suramérica, tienen su base aquí.

"En realidad lo que domina la política internacional, es la relación de fuerzas, no es el derecho internacional, no son los derechos humanos, no es el respeto a la paz, no es el respeto a la integridad territorial. Es la ley del más fuerte; el que puede pisarle la cabeza al otro se la pisa y nadie reclama", afirmó Fernández de Kirchner.

En este mundo "desquiciado por los enfrentamientos militares, étnicos y religiosos", tenemos que enviar un mensaje de paz. Inglaterra estaría mucho mejor si invirtiera su dinero para ocuparse del 20% de desempleo entre los jóvenes que tienen en casa, en vez de ser la nación que está presente en cualquier lugar en el que hay guerras en el mundo, "casi siempre está del lado del agresor o casi siempre es un agresor".