¿Están a punto de desatar la Tercera Guerra Mundial, Obama y sus aliados en la OTAN?

5 de abril de 2014

5 de abril de 2014 — En medio de las bravuconadas antirrusas que salieron de la conferencia de la OTAN en Bruselas los primeros tres días de abril, se confirmó que el buque USS Donald Cook, el destructor equipado con misiles Aegis estacionado en el puerto de Rota, España, como parte de la misión de la defensa antimisilística de la OTAN, van a entrar al Mar Negro en algún momento de la próxima semana. Un alto funcionario que acompaña en Hawai al Secretario de la Defensa de EU, Chuck Hagel, le dijo a los reporteros hace dos días que entre las propuestas que se están considerando para "tranquilizar" a los aliados de Estados Unidos en Europa Oriental se incluye poner otro buque estadounidense en el Mar Negro, el USS Truxtun, que forma parte del grupo de ataque del portaaviones George HW Bush, que salió del Mar Negro el 21 de marzo. El vocero del Pentágono, coronel Steve Warren, confirmó esta mañana que el Donald Cook va para allá, y dijo que iba a estar ahí para "garantizarle a nuestros aliados nuestro compromiso con la región".

Esto es exactamente lo que no se tiene que hacer en este momento. El despliegue del destructor equipado con Aegis es parte de la arquitectura de defensa antimisiles de la OTAN, que Rusia ha venido denunciando por ser desestabilizadora, desde el 2011 por lo menos. El 18 de marzo, Lyndon LaRouche identificó el despliegue activo del USS Donald Cook de su base en Rota como parte del cambio de posición que está ocurriendo, pasando de una posición en torno a Ucrania a una postura de abierta guerra general. Es probable que esto se intensifique cuando el Cook cruce el estrecho de los Dardanelos y el Bósforo hacia el Mar Negro.

El general retirado Barry McCaffrey, había criticado anteriormente el posible despliegue de buques estadounidenses hacia el Mar Negro, durante su intervención en el noticiero de CNBC el 12 de marzo. McCaffrey argumentó que Rusia no iba a parar sus operaciones militares en Crimea. "Es muy poco lo que podemos hacer, o, yo diría, lo que debemos hacer. Con toda seguridad yo no me imagino que poner la Armada de EU en el Mar Negro ayude en algo a la situación". Este es el momento de mantener las "cabezas frías y una retórica calmada. Ha habido mucho lenguaje muscular en el Senado"; gente que está pensando en las próximas elecciones presidenciales. "Esto es de seguridad nacional vital para los rusos. No es de nuestro interés vital. La operación Final del Juego debe ser para diluir no para intensificar el conflicto".

Más adelante en la entrevista McCaffrey fue muy claro en que denunciar que se está amenazando a Rusia. "He escuchado lenguaje en donde se argumenta que debemos poner la Armada de EU en el Mar Negro, y concentrar fuerzas en el este del Mediterráneo y que la OTAN debe mover fuerzas hacia los países adyacentes de la OTAN", señaló. "No me puedo imaginar que esto ayude a respaldar nuestro poder diplomático y económico", concluyó.

No ayuda, aunque es una buena forma de empezar una guerra, una de la cual es probable no salga avante la civilización humana. Eso se puede evitar, pero solo sacando inmediatamente al Presidente Obama de su cargo.