NUESTRA MISIÓN ESENCIAL

24 de febrero de 2014

Por Lyndon H. LaRouche, Jr.

20 de febrero de 2014 

Mientras que la popularidad del Presidente Obama se hunde a más de 70% de déficit de popularidad, Wall Street y el imperio británico corren atropelladamente en una carrera entre el holocausto termonuclear y la derrota aplastante del imperio británico (y de Wall Street, también, naturalmente). Con la amenaza de guerra termonuclear global a solo una semana o más de distancia, no más que un ligero empujón sería suficiente para derribar al títere británico Barack Obama en la derrota, y la derrota del plan del imperio británico para el genocidio global que estaría a solo un escaso margen de distancia.

La misión esencial de todos los patriotas de Estados Unidos, es asegurar que el títere británico Barack Obama sea retirado a tiempo para impedir que ocurra el mayor holocausto de la historia: la extinción de la especie humana que una guerra termonuclear global amenaza con producir.

El impulso hacia el juicio político de Obama está ya al alcance; hay que concluirlo, ¡antes de que sea demasiado tarde!

Mientras tanto, el número de ofensas que ameritan el juicio y que Obama está acumulando, se reproducen como ratones. Obama está corriendo hacia el juicio político, y hacia cargos penales también. El hecho esencial consiste en liberarnos de Obama y garantizar la seguridad para el pueblo. Sin Obama a cargo de Estados Unidos, la guerra termonuclear global no puede ser un logro imperial británico. Luego podremos comenzar a arreglar lo que se necesite arreglar, luego de mucho, mucho tiempo.

Las perspectivas para el juicio político de Obama ya están maduras; el período de su encarcelamiento por graves delitos y ofensas (incluyendo asesinato en masa) será abordado más tarde, a su debido momento. La cuestión de asesinato y traición se halla entre las posibilidades.