Vitrenko: El mundo tiene que darle el nombre que tiene: "Golpe de Estado neonazi"

21 de febrero de 2014

21 de febrero de 2014 — La Dra. Natalia Vitrenko, presidenta del Partido Socialista Progresista de Ucrania, dio a conocer una nueva declaración el 18 de febrero, en medio de una escalada de violencia de las guerrillas en el centro de Kiev, ondeando la bandera de batalla rojinegra del colaborador nazi Stepan Bandera. "Solo se puede parar la violencia en Ucrania si la comunidad internacional reconoce la naturaleza neonazi del golpe de Estado" es el título de la declaración.

Ella reporta que de nuevo hubo derramamiento de sangre el 18 de febrero, después de que columnas firmemente organizadas y fuertemente armadas, "cobijadas bajo el llamamiento mentiroso de los lideres del Euromaidan (Yatsenyuk, Klitschko y Tyahnybok) de marchar pacíficamente hasta la Rada Suprema" intentaron tomar por la fuerza la Rada (parlamento) y atacaron tanto a la policía como a una manifestación pacífica de partidarios del partido gobernante Partido de las Regiones. Acusó a los líderes de la oposición de incitar el nuevo estallido de violencia y los responsabilizó de las muertes. Pero, agregó "la responsabilidad por la violencia, sangre, muertes y guerra civil en Ucrania recae no solo en los organizadores de la Euromaidan, guerrillas y terroristas, sino también en los dirigentes de la Unión Europea y de Estados Unidos, quienes, en su miopía política, han confundido un golpe de estado nazi con un levantamiento popular pacífico en defensa de los valores europeos".

Vitrenko repitió un tema que ella introdujo en un video subido a la red el 13 de febrero, a saber, que los políticos extranjeros que han visitado la Plaza Independencia (Maidan Nezalezhnosti) se niegan a admitir que toda la zona de concentración en la Maidan está decorada con grafiti neonazi en tanto que "amenazas nazis" como "cuchillo para los moscovitas" y que se corean constantemente las consignas "gloria para la nación, muerte a los enemigos". "Por alguna razón, se niegan a ver que lo que está sucediendo en Ucrania es un paralelo completo de la toma del poder en Alemania por parte de los nazis" en los 1930.

En conclusión, Vitrenko dijo, "como líder de un partido de oposición de izquierda en Ucrania, yo le hago un llamado a la comunidad mundial para que vea el corazón de los problemas en Ucrania. Este es un golpe de Estado neonazi, que tiene el objetivo de establecer una dictadura nazi. El derecho internacional y los valores europeos y la defensa de los derechos humanos en Ucrania (y a nivel mundial), así como también los principios democráticos, obligan a todas las naciones del mundo y a todas las fuerzas progresistas a unirse en el objetivo de prohibir los partidos y movimientos neonazis en Ucrania. Si no se hace esto, va a ser imposible estabilizar la situación y hacer que se produzcan los cambios democráticos".

Al inicio de la videoconferencia del 13 de febrero, Vitrenko le dio las gracias a Helga Zepp-LaRouche, fundadora del Instituto Schiller por su intervención reciente en una reunión de la National Endowment for Democracy en Washington DC, en donde Zepp-LaRouche les dijo que, al instigar una crisis bajo el pretexto de promover la "democracia" "están interfiriendo en los asuntos internos de Ucrania, y podrían provocar la Tercera Guerra mundial".

Vitrenko después desbarató una por una, todas las falsedades contenidas en las últimas resoluciones, adoptadas por el Congreso de Estados Unidos y el parlamento europeo. El apoyo de este último a la insurgencia actual es especialmente ultrajante, dijo, a la luz de resoluciones previas del parlamento europeo condenando los movimientos políticos neonazis en Ucrania: En el 2010, el parlamento europeo dijo que "deploramos la decisión del Presidente saliente de Ucrania, Viktor Yashchenko de otorgarle póstumamente a Stepan Bandera, líder de la Organización de Nacionalistas Ucranianos (OUN por siglas en inglés) que colaboró con los nazis de Alemania, el título de 'Héroe Nacional de Ucrania' ".

En fecha tan reciente como diciembre del 2012, la institución había afirmado que "nos preocupa el creciente sentimiento nacionalista en Ucrania, que se expresa en apoyo al Partido Svoboda, producto de lo cual, es uno de los dos nuevos partidos que ingresaron a la Rada Verkhovna; recuerda que las perspectivas racistas, antisemitas y xenofóbicas van en contra de los valores y principios fundamentales de la UE y por lo tanto apela a los partidos democráticos en la Rada Verkhovna para que no se asocien, respalden o formen alguna coalición con este partido". Sin embargo, hoy en día, funcionarios de Estados Unidos y de la UE están en constante contacto con el líder del Svoboda, Oleh Tyahnybok.