Cambios ministeriales en Argentina para fortalecer el modelo económico de desarrollo

21 de noviembre de 2013

20 de noviembre de 2013 — Después de un mes de recuperación de una cirugía en el cerebro, la Presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner reanudó sus deberes oficiales el 18 de noviembre con lo que el Financial Times de Londres lamenta fue un "golpe". Ordenó cambios en el gabinete nombrando nuevo Ministro de Finanzas, jefe de Personal, presidente del Banco Central y Ministro de Agricultura, todos ellos de su plena confianza y comprometidos a fortalecer su modelo económico contra la austeridad, frente a las crecientes turbulencias económicas y la aceleración de los ataques en contra de Fernández provenientes de la City de Londres y sus aliados en Wall Street.

El nuevo ministro de Finanzas, Axel Kiciloff, ex subministro de Finanzas, es un defensor militante del modelo anti FMI en pro del desarrollo lanzado primero por el entonces presidente Néstor Kirchner en 2003 y es el dirigente de un grupo de economistas jóvenes "heterodoxos" cercanos a la Presidenta.

Insistió en la importancia de mantener el control de cambios para frenar la fuga de capitales —las reservas del Banco Central se han reducido en $10 mil millones este año— pero dentro de este contexto está considerando establecer una tasa de cambio diferencial para facilitar cierto tipo de transacciones financieras necesarias (comercio, turismo, etc.). Rechazó como trampa la idea, que se cree comparten algunos de los asesores de la Presidenta Fernández, de que Argentina debería de buscar nuevo endeudamiento en los mercados de capital internacionales o recurrir a las medidas de austeridad sancionadas por el FMI para "enfriar" la economía.

Los otros nuevos miembros del gabinete tienen currículos similares. El jefe de Personal Jorge Capitanich, actual gobernador de la provincia de Chaco, es un aliado político experimentado y confiable, también muy cercano al finado Néstor Kirchner. El nuevo presidente del Banco Central, Juan Carlos Fábregas, es actualmente director del banco estatal Banco de la Nación, en donde ha trabajado por años, ganándose el respeto del sector bancario del país. También preside el Consejo Administrativo de la Cefid-ar, un equipo de expertos sobre economía, compuesto en su mayor parte de economistas jóvenes opuestos a las políticas del FMI, y en particular al genocidio que está ocurriendo en Europa.

Los economistas y expertos monetaristas locales están desesperados de que los cambios ministeriales no significan cambios políticos al gusto de Londres. El Financial Times se lamenta de que "el tan esperado cambio ministerial", "echó por tierra la esperanza de que la señora Fernández pudiera recurrir a políticas más moderadas".