El sistema de salud nazi "T-4" en Europa

21 de noviembre de 2013

20 de noviembre de 2013 — Lyndon LaRouche hizo los siguientes comentarios en el programa del Comité Político de LaRouchePAC del 18 de noviembre [1]:

"Tenemos una situación en que, si, Europa es un desastre. ¡Europa occidental y central están hechas un desastre absoluto! Están en una situación desesperada, en realidad. Francia está perdida, España está peor que perdida y así por el estilo. Así que solo un cambio de política podrá salvar a esta parte del mundo".

Aquí presentamos dos ejemplos de esta desintegración europea. En el primer caso un repaso de los genocidas recortes en la salud ordenados por la Troika en Portugal, una visión de lo que está ocurriendo igualmente en Estados Unidos, con el T-4 nazi de Obama. Y en segundo lugar, la oposición desesperada a esta misma política genocida de negar los servicios de salud en Grecia.

La Troika ordena se acelere el programa T-4 en Portugal

En Portugal ha estallado una tormenta enorme en torno al decreto emitido el 30 de octubre por el Ministerio de Salud que restringe la administración de medicinas nuevas contra el cáncer y oftalmológicas, que con frecuencia salvan vidas, todavía no aprobadas para su uso general en Portugal, a tres "Centros Especializados para el Uso Excepcional de Medicamentos" (CEUEM) de reciente diseño y se informa que se espera que se anuncien "centros especializados" similares para el SIDA, la tuberculosis y la hemodiálisis.

La política de racionar los medicamentos costosos para ciertas enfermedades (cáncer, SIDA y artritis reumática, para empezar) se adoptó el septiembre del 2012, después de que el Consejo Nacional Ético sobre Ciencias de la Vida (CNECV) formuló su decisión para cumplir con las condiciones de la Troika. El decreto del 30 de octubre solo pone al descubierto que el racionamiento "disfrazado" del último año ahora se va a volver sistemático.

La Asociación Médica de Portugal, con el respaldo de una carta conjunta firmada por 65 oncólogos, acusa que el decreto sienta las bases para el racionamiento de estas medicinas, y "condena a muerte" a los pacientes que viven en regiones lejanas del país, y exige que se revoque la decisión. La declaración publicada por la asociación agrega que la agencia nacional de control de medicamentos, INFARMED, ha estado posponiendo deliberadamente la aprobación de nuevas medicinas costosas, "en muchos casos por varios años... una forma explícita e intolerable de racionamiento".

El presidente de la Asociación, Dr. José Manuel Silva, hizo un llamado público el pasado fin de semana a los doctores y pacientes que creen que les han negado los medicamentos injustificadamente para que presenten sus casos ante la asociación, y les prometió que ellos van a presentar cargos penales por negar los servicios médicos, en todos los casos en donde se negaron los medicamentos por cualquier razón que no haya sido en base a un criterio técnico y científico. El privar de acceso a tratamiento innovadores por razones burocráticas o administrativas "son casos de racionamiento y esto es inadmisible" declaró el Dr. Silva.

El programa "Pros y Contras" de la televisora RTP tenía programado un debate nacional sobre la pelea llamado "La ética entre la vida y la muerte", ahí el Ministro de Salud Paulo Macedo (banquero de profesión!) insistió el 18 de noviembre que no se iba a derogar el decreto del 30 de octubre, aunque dijo que se iba a enmendar para establecer que los pacientes que ya estaban siendo tratados en otros centros no iban a tener que trasladarse físicamente a los nuevos centros especializados, aunque sus doctores no iban a poder usar los medicamentos necesarios a menos que fueran autorizados por los nuevos centros.

Esta política genocida nazi, resultado directo de las exigencias de la Troika y el FMI, y la resultante muerte demográfica de Portugal se va a detallar en el próximo número de la revista EIR de LaRouche [2] como un caso de estudio de la política de despoblación del imperio británico.

Atacan al Ministro de Salud de Grecia por ser "asesino económico"

Miembros de la Asociación Médica de Atenas denunciaron al Ministro de Salud de Grecia Andonis Georgiadis por ser un "asesino económico" y dijeron que los programas de reforma a la salud del gobierno no son menos que "homicidas".

Georgiadis, es un fascista de tradición y ejecutor voluntario de las políticas genocidas que la Troika (la Comisión Europea, el Banco Central Europeoy el Fondo Monetario Internacional) que quieren imponer a Grecia. Recientemente declaró que quiere quedarse con "toda la gloria" de ser el que despidió a 1,200 doctores del mayor proveedor de servicios de salud del país, EOPYY.

En reacción a los comentarios de Georgiadis, doctores y proveedores lo denunciaron en el pleno del evento de la Asociación Médica de Atenas el 16 de noviembre, llamándole a gritos "¡asesino económico!", según Greek Reporter.El presidente de la Asociación George Patoulis afirmó que los recortes en el presupuesto de salud y los despidos son mortales y que tanto los pacientes como los proveedores van a ser sus víctimas.

Patoulis atacó los dos años de recortes en los servicios calificándolos de un fracaso total y peligroso. Los recortes en los servicios primarios de salud son genocidas, en donde el 75% de los pacientes tienen problemas para comprar sus medicinas, y muchos están reduciendo la dosis —una práctica muy peligrosa— con el fin de extender lo más posible sus recetas, con lo que degradan por lo tanto el tratamiento.

Ahora uno de cada dos pacientes con enfermedades crónicas ya no tiene acceso a un doctor y por lo tanto al tratamiento regular y oportuno que requieren. Entre el 2011 y 2013, los pacientes con enfermedades crónicas redujeron sus vistas a los sistemas de servicios de salud primarios en un 30%. Esto ha ocasionado que aumenten los costos en los servicios de salud de segundo nivel porque ahora los pacientes con enfermedades crónicas sufren más frecuentemente de episodios de emergencias que los obliga ir a las salas de emergencia de los hospitales públicos, lo que requiere hospitalización. Esto se pudo haber evitado si se hubiera mantenido el tratamiento regular de sus enfermedades crónicas.

La Asociación denunció estas prácticas como "medicas homicidas". El hecho de que el gobierno esté tratando de "recuperar" lo que ellos alegan son pagos excesivos a doctores y laboratorios ¡cuando de hecho no les han pagado a estos laboratorios y doctores entre 6 a 12 meses!

Según el presidente de la Industria Farmacéutica Kostas Frouzis, la esperanza de vida entre los ciudadanos griegos, que solía estar entre una de las más altas de Europa se ha reducido drásticamente. "Todavía no lo pueden creer los griegos que la esperanza de vida se ha reducido gradualmente de 81 a 78 años!" dijo Fouzis.

Sería vergonzoso que Grecia retuviera la presidencia de la Unión Europea y que no pudiera encontrar medicinas, dijo el presidente de la Asociación Panelénica de la Industria Farmacéutica, Dimitris Demos, en referencia al hecho de que le corresponde a Grecia ocupar la presidencia rotatoria de la UE en enero.

Un estudio llevado a cabo por la Escuela Nacional de Salud Pública mostró que uno de cada tres pacientes griegos cambia la dosis de sus medicamentos para que les duren y 60% de los pacientes con enfermedades crónicas enfrentan apremios financieros o están en las listas de espera para tener acceso a los servicios de salud.