Putin en Seúl: Un paso enorme hacia la paz y el desarrollo

16 de noviembre de 2013

15 de noviembre de 2013 — Muy de acuerdo con la presentación que había hecho Leni Rubinstein sobre el proyecto del Puente Terrestre Eurasiático, en la reciente conferencia del Instituto Schiller en Los Angeles [1], el Presidente de Rusia, Vladimir Putin, y la Presidente de Corea del Sur, Park Geun-hye, firmaron el pasado miércoles 13 un conjunto de acuerdos verdaderamente impresionantes para una colaboración más estrecha. Estos acuerdos se basaron aparentemente en acuerdos extraoficiales que se habían trabajado entre Corea y Rusia para dar la luz verde a la construcción de un ferrocarril y oleoducto a través de Corea del Norte; para que Corea del Sur se una al consorcio ruso-norcoreano que lleva a cabo los proyectos ferroviarios y de desarrollo portuario en la zona de desarrollo de Rason en Corea del Norte; para que Corea del Sur tenga un rol más amplio en el desarrollo del lejano oriente ruso; para la construcción de astilleros, y mucho más.

Al mismo tiempo, China y Corea del Norte siguen cooperando en el mismo proyecto de la zona de desarrollo de Rason, en la esquina nororiental de Corea del Norte, en un aspecto separado pero paralelo a los proyectos con Rusia. Este acontecimiento constituye un paso decisivo hacia el éxito de la perspectiva de Lyndon LaRouche de un gran desarrollo de la cuenca del Pacífico, a lo cual se puede y debe unir Estados Unidos, para su propia supervivencia.

La Presidente de Corea del Sur, Park Geun-hye, caracterizó el paquete de acuerdos cuando salía de su reunión con el Presidente Vladimir Putin: "Nosotros, ambos dirigentes, coincidimos en combinar la política de Corea del Sur de fortalecimiento de la cooperación eurasiática y la política rusa que tiene una gran consideración de la región Asia-Pacífico, para hacer realidad nuestro potencial mutuo en el nivel máximo y avanzar las relaciones entre los dos países... Corea del Sur y Rusia unirán sus manos para construir una nueva era eurasiática para el futuro", dijo ella.

En total, la cumbre generó 17 acuerdos de cooperación, la mayoría de los cuales tienen que ver con el desarrollo económico conjunto, y muchos de los cuales involucran un nivel de participación de Corea del Norte. De acuerdo a la agencia de noticias de Corea del Sur, Yonhap, el resultado más tangible de la cumbre fue la firma del memorándum de entendimiento sobre la participación de Corea del Sur en el proyecto de desarrollo que encabeza Rusia, el Rajin-Khasan (llamado Rason) en Corea del Norte. El acuerdo plantea la participación del gigante siderúrgico POSCO, de la compañía Marina Mercante Hyundai Co. y de la Corporación Ferroviaria de Corea, en el proyecto de desarrollo de Rason. Los consorcios coreanos contemplan comprar una participación en RasonKonTrans, que es la empresa conjunta de Rusia y Corea del Nortea que lleva a cabo el ferrocarril y el proyecto de renovación del puerto. Se tomará una decisión final sobre dicha compra luego de que se concluya el estudio de diligencia debida en el primer semestre del año entrante, señalaron los funcionarios. El monopolio estatal Ferrocarriles Rusos tiene una participación del 70% en la empresa conjunta, y Corea del Norte tiene el 30% restante. De acuerdo a las noticias de prensa, los consorcios coreanos contemplan comprar la mitad de la participación rusa.

Iniciativa eurasiática

El proyecto encaja en lo que Park denomina su "Iniciativa eurasiática", la cual plantea la integración de las naciones de Eurasia mediante caminos y carreteras para hacer realidad lo que ella llama el "Ruta de la Seda Express", que iría desde Corea del Sur hasta Europa a través de Corea del Norte, Rusia y China. En cuanto se concluya el proyecto para modernizar el puerto de Rason con su red ferroviaria, se podrá utilizar como un eje para enviar flete por ferrocarril desde Asia oriental hasta Europa.

Las empresas sudcoreanas pueden también enviar exportaciones hacia Rason y de ahí transportarlas a cualquier parte a través de los ferrocarriles rusos. Con esto se ha vuelto a poner sobre el tapete un proyecto que se ha discutido ampliamente para vincular los ferrocarriles de ambos países a través de Corea del Norte y hacia Europa. Ambas partes firmaron un memorándum de entendimiento (ME) sobre la cooperación ferroviaria y acordaron estudiar el proyecto como empresa conjunta. Se ha hablado mucho del proyecto ferroviario pero las tensiones de seguridad regional han impedido hasta ahora un avance.

Ambos dirigentes firmaron también un ME para aumentar la cooperación en construcción de barcos. Los funcionarios dijeron que el acuerdo sienta las bases para que Corea del Sur obtenga órdenes para construir cuando menos 13 buques cisterna de gas natural licuado para Rusia, con la condición de que haya una transferencia de tecnología para la industria rusa de producción de barcos.

Otros proyectos de cooperación conjunta a largo plazo incluyen la construcción de un gasoducto que Rusia con Corea del Sur a través de Corea del Nortea, el desarrollo de rutas de embarcación por el Ártico para reducir las distancias y el tiempo entre Asia y Europa. Aunque no se ha dicho nada oficial acerca de si Corea del Norte está de acuerdo con estos proyectos, un representante del Ministerio de Relaciones Exteriores de Corea del Nortea estuvo en china y elogió el rol de China en el desarrollo de los caminos, puertos, zonas industriales y agrícolas de Rason, y dijo que China acordó invertir unos $3,000 millones de dólares en el proyecto como su base de exportación desde su región norteña que no tiene litoral. "El gobierno de la República Popular Democrática de Corea está tomando medidas positivas para acelerar el desarrollo económico promoviendo la cooperación económica con otros países y atraer las inversiones", dijo el funcionario.

Es evidente que está en marcha la estrategia de Paz mediante el Desarrollo, y es en este contexto que se renuevan las pláticas del Grupo de los Seis países involucrados en la paz de la región.