El avance tecnológico es una expresión de soberanía, subrayó la Presidenta de Argentina

2 de octubre de 2013

2 de octubre de 2013 — Durante la inauguración oficial del Centro de Ensayos de Alta Tecnología Sociedad Anónima (CEATSA), el 27 de septiembre en San Carlos de Bariloche, la Presidenta Cristina Fernández, anunció con orgullo que "lo que hoy estamos inaugurando aquí es soberanía, además de alta tecnología". El acto se llevó a cabo en la sede de la compañía estatal INVAP, reconocida internacionalmente por su producción de reactores nucleares y tecnología aeroespacial.

CEATSA, que comenzó a operar en diciembre del 2012, entre otras cosas va a probar el funcionamiento de los satélites argentinos, simulando las condiciones a las que estarán expuestos en el espacio. Es un componente determinante de la política de Argentina en su compromiso por el desarrollo, de la inversión de sus recursos financieros en capacidades científicas y tecnológicas y de recursos humanos, de lo cual con toda razón estamos muy orgullosos, subrayó Fernández.

CEATSA también llevará a cabo pruebas del satélite para comunicaciones Arsat-1 totalmente construido con tecnología argentina, y que está previsto que el lanzacohetes Tronador lo lance al espacio en el 2014. Cuando se lance el satélite Arsat-1, señaló Fernández, Argentina tendrá una capacidad de lanzamientos de satélites solo comparable en Occidente con Estados Unidos.

La Presidenta de Argentina también subrayó que la creación de CEATSA representa "una renovación generacional", que se refleja en el gran número de técnicos jóvenes, ingenieros nucleares, y caras jóvenes que con más frecuencia se ven en la agencia especial CONAE, en el INVAP, en el Centro Nuclear de Balseiro, y en otras instituciones científicas. "La verdad que me siento muy orgullosa de poder ser la Presidenta de la renovación generacional científica que se merece la Argentina y que nos merecíamos seguramente todos", dijo. Argentina fue atacada en el pasado, señaló, por haber logrado tal grado de avance tecnológico y científico, que algunos vieron como una amenaza; pero ese es nuestro legado, nuestra herencia y la vamos a defender, afirmó. Sabemos de lo que somos capaces y lo vamos a seguir haciendo. "Quiero más ingenieros, más estudiantes en el Balseiro, más científicos, más satélites, más radares, más ciencia, más tecnología", terminó.