El general Barry McCaffrey critica el plan de un ataque de E.U. contra Siria

31 de agosto de 2013

31 de agosto de 2013 — El general (r) de cuatro estrellas, Barry McCaffrey, ex jefe del Comando Sur de Estados Unidos, quien entre otras cosas es analista de asuntos militares del noticiero NBC News, apareció el miércoles 28 y el jueves 29 del presente en los programas de noticias de NBC y MSNBC, donde presentó sus críticas a los planes del Presidente Obama para lanzar ataques aéreos limitados en contra de Siria.

En la reseña del miércoles sobre Siria en el noticiero Nightly de la NBC, McCaffrey dijo: "Cuando se va a utilizar el poderío militar, se tiene que saber cual es el propósito político que se quiere lograr. Y si se trata de parar ataques químicos, un ataque militar limitado no logra el objetivo".

En el programa Daily Rundown de MSNBC del jueves, con el corresponsal de la NBC ante la Casa Blanca, Chuck Todd, Todd le preguntó a McCaffrey si con la disminución del apoyo internacional, el Presidente iba a tener que retroceder en sus planes de ataque aéreo, el general McCaffrey respondió:

"Bueno, yo creo que hay dos cosas. Tu notaste que el general Clapper, director de Inteligencia Nacional, esta ahora tratando de asegurarse de que tengamos evidencia directa de que eso estuviese ya sea ligado a Assad, o a personas de alto rango cercanas a el. Y estos grupos terroristas, que están asociados con la rebelión, bien podrían haber obtenido las armas químicas capturadas al ejército sirio. Pudieron haber introducido estos químicos en los bunkers subterráneos. Tenemos que descartar esta posibilidad. Sería un desastre si dentro de seis meses saliera que nosotros atacamos otra nación soberana con inteligencia errada. Y yo creo que lo segundo, que [Richard Engel, el corresponsal de NBC también en el programa] realmente estableció ahora, ¿cómo se va a ir uno a la guerra, cuando no existe ni una pizca de amenaza a la seguridad nacional de Estados Unidos directamente, sin involucrar al Congreso? ¿Por qué no se somete a votación, tener el sentir del Congreso, sobre si debemos atacar a Siria?".

Después el mismo día, en la transmisión estelar de noticias de MSNBC, el anfitrión Thomas Roberts citó las declaraciones previas del general McCaffrey sobre que un ataque militar no iba a parar los ataques con armas químicas y le preguntó si Estados Unidos tenía algunas buenas opciones militares en esto. McCaffrey respondió describiendo lo que hubiera sido una verdadera operación militar:

"Bueno, ya sabes, a mi me simpatiza mucho el Presidente. Realmente está contra la pared, parcialmente debido a su propia retórica, parcialmente debido al ignominioso asesinato de cientos de personas con armas químicas, y causando enfermedades a miles más. Yo agregaría que le tengo mucha confianza al secretario Chuck Hagel, el Secretario de la Defensa y al Secretario John Kerry, el Secretario de Estado. Son personas con experiencia de clase mundial. Sin embargo, yo creo que lo que estamos a punto de hacer, y esperemos que lo estén pensando mejor, es tomar medidas militares inefectivas, sin entender cuál es el propósito político de lo que tratamos de lograr. Lo más probable es que no se logré nada que no sea empeorar la situación. Si quieren usar a las fuerzas armadas, necesitan emprender una acción decisiva. A mi juicio, serían 60 días de desatar a la Fuerza Aérea y la Armada en contra del régimen de Assad. Así que hay muchas ideas poco claras y confusas de parte de la Casa Blanca sobre esta operación".

Fuentes cercanas al Pentágono enfatizaron que con el general Dempsey y los otros jefes imposibilitados para manifestarse por el hecho de que ahora están bajo órdenes del Comandante en Jefe para que preparen las opciones para atacar, los jefes retirados están recogiendo la causa y hablando públicamente a nombre de los jefes de las fuerzas armadas tanto retirados como activos que se oponen a cualquier uso de la fuerza en Siria, sabiendo que esto puede escalar hacia una guerra total y más allá.