Bill Black: Necesitamos la Glass-Steagall y perseguir a los banqueros gangster

20 de agosto de 2013

20 de agosto de 2013 — El jueves 15, Bill Black, profesor asociado de Derecho de la Universidad de Missouri en la ciudad de Kansas, hizo su análisis del arresto de dos corredores de JPMorgan Chase en su programa semanal regular por internet, "El Informe Black" [1].

A una pregunta sobre "la historia detrás de la 'Ballena de Londres' ", Black respondió: "Esta es en realidad la historia de la Glass-Steagall, que fue la legislación que se adoptó después de la Gran Depresión para evitar conflicto de intereses entre el propietario de la misma compañía bancaria de inversiones y de una compañía bancaria comercial. Y nos deshicimos de la Glass-Steagall, que había sido un éxito brillante, en el penúltimo año del gobierno de Clinton. Y por supuesto, después de esto hubo un desastre y aprobamos una legislación que se llama el proyecto de ley Volcker que desafortunadamente no simplemente deroga la derogación de la Glass-Steagall sino que está diseñada para evitar este tipo de especulación con derivados por parte de los bancos comerciales".

Los grandes bancos le pueden sacar la vuelta a la regla Volcker al no admitir que especulan en grande, dice Black; le llaman cobertura. Pero en realidad esta cobertura "se dice que fue una enorme fuente de ingresos para JPMorgan, hasta que, por supuesto, estalló y resultó que habían... tomado riesgos enormes. Perdieron con los riesgos que tomaron, los duplicaron y después en realidad terminaron triplicando y hasta cuadruplicando sus pérdidas, y luego decidieron encubrirlas".

Black destaca el hecho de que estos no fueron corredores de Wall Street: "Estos eran corredores de la City de Londres. Y eso está sucediendo por una razón, porque la City de Londres ganó la competencia de laxitud. Así que, buena parte de las actividades más sórdidas de los bancos comerciales más grandes en el mundo se mudaron a la City de Londres, incluyendo la llamada 'Ballena de Londres', el enorme corredor de la JPMorgan. Pero es también ahí en donde se produjo el escándalo de la LIBOR, los escándalos del lavado de dinero sucio del HSBC, etc. etc. Así que hay algo podrido en el corazón de la industria financiera de la City de Londres".

Black después echó por tierra la idea de que el Departamento de Justicia va a enjuiciar a Wall Street: "El Departamento de Justicia no va a enjuiciar a las corporaciones, no va a presentar un caso penal en contra del alto liderato... ni siquiera en contra del tipo cuyas transacciones, la llamada 'Ballena de Londres', fueron las que en realidad causaron el desastre... Parece que solo va a presentar un caso penal en contra de los tipos que lo encubrieron... Así que el expediente del Departamento de Justicia de negarse a enjuiciar a alguien de la élite que realmente causó la crisis financiera, va a permanecer incólume".