Chicago Tribune propone abolir la democracia de los cabildos abiertos con los congresistas

8 de agosto de 2013

8 de agosto de 2013 -– Eric Zorn, del diario Chicago Tribune, escribió un artículo editorial donde propone abolir la tradición de que los congresistas realicen cabildos abiertos con sus representados, con el pretexto de que el pueblo estadounidense ya no se comporta como antes con sus representantes para aceptar medidas que amenacen sus vidas.

Lo más elocuente del artículo, no obstante, es que la foto que escogieron para acompañar este ataque a la democracia, es el mismo cuadro de Norman Rockwell de 1943 donde se ve a un ciudadano hablando en medio de una asamblea, que es el cuadro que adorna el anuncio de la campaña de LaRouche PAC en su portal electrónico haciendo un llamado a los patriotas para que busquen los cabildos programados por sus congresistas en este mes de agosto, para transmitirles el mensaje de "Glass-Steagall o muerte". La pintura de Rockwell se titula, muy apropiadamente, "Libertad de expresión".

Zorn sale con el cuento de que "los estadounidenses ya superaron las reuniones de cabildo abierto", o Town Hall meetings como se les conoce en Estados Unidos. Dice Zorn que "la tecnología y el tenor de los tiempos se han combinado para declarar obsoleto la pintoresca idea de que la gente de opiniones que a menudos son diametralmente diferentes se pueden reunir en la presencia de sus líderes electos para realizar un intercambio productivo o esclarecedor de ideas".

En vez de la libertad de expresión, Zorn propone el plan del conductista de la Universidad de Stanford, James Fishkin, que consiste en reemplazar los cabildos con una "asamblea del 'microcosmos científicamente seleccionado de las bases de un legislador' para proporcionar una 'información educada' que represente las opiniones del distrito". (Esto es lo que ha elaborado Fishkin en el Centro para la Democracia Deliberativa que el preside).

Pero es demasiado tarde para los intereses de Wall Street que controlan al Chicago Tribune, ya que los cabildos de agosto ya empezaron, y los votantes no están muy contentos. Los informes de la prensa local de varios cabildos que ya se han realizado en Texas y en Carolina del Norte, indican que los representantes, en este caso republicanos, fueron enfrentados por sus bases de votantes para pedirles cuentas de por qué no han actuado para detener el plan de (in) salubridad de Obama, el espionaje del Consejo de Seguridad Nacional, el encubrimiento del ataque terrorista en Bengasi, etc. O en Minnesota, donde los activistas de LPAC han puesto de relieve la necesidad de aprobar la Glass-Steagall ya, como remedio para todo lo demás.