Wyden destaca las "serias violaciones" en el programa de espionaje de la FISA

2 de agosto de 2013

2 de agosto del 2013 — En una serie de discursos de los senadores Ron Wyden (demócrata por Oregon) y Mark Udall (demócrata por Colorado) en el pleno del Senado el miércoles 31 de julio, solicitaron ponerle fin a los programas de recolección de registros en masa del gobierno, y señalaron varias declaraciones engañosas que han hecho altos funcionarios de inteligencia. Wyden se refirió a la carta que le envió el viernes pasado James Clapper, el director de Inteligencia Nacional, a varios senadores en donde Clapper admite que ha habido violaciones de la Ley Patriota y específicamente, que el gobierno ha violado las órdenes de los tribunales sobre la recolección en masa de estos registros telefónicos.

"No me es permitido discutir sobre la naturaleza clasificada de esto" dijo Wyden, "pero quiero asegurarme de que quienes siguen este debate sepan que desde mi posición privilegiada, leyendo estos documentos que son clasificados, [puedo decir que] estas violaciones son más serias de lo que ha afirmado la comunidad de inteligencia y desde mi perspectiva esto es muy preocupante". Luego señaló que "yo espero que los senadores vayan a la Comisión de Inteligencia y les pidan ver estos documentos clasificados, porque yo creo que cuando los lean, yo creo que van a llegar a la misma conclusión a la que yo llegué... que las violaciones son más serias de lo que ellos pensaron, de lo que presentó la comunidad de inteligencia".

Udall atacó el alegato del gobierno de que los programas de recopilación de datos en masa de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés) han desbaratado 54 complots terroristas. Udall dijo que los funcionarios están mezclando dos programas: la sección 702 de la Ley de Enmienda a FISA, concerniente a las comunicaciones por internet de extranjeros, y la Sección 215 de la Ley Patriota, concerniente a información telefónica en masa. Udall dijo, como alguien que ha sido informado cabalmente sobre estos programas, que parece ser que el programa de registro de grabaciones telefónicas en masa "tiene un papel mínimo, si es que lo tiene, en la destrucción de los complots terroristas". Udall dijo que no existe ninguna razón para que agencias investigadoras no puedan obtener directamente la información pertinente directamente de las compañías telefónicas usando una orden regular de los tribunales.

Este tema también salió a colación en la audiencia de esta mañana en la Comisión Judicial del Senado, en donde testigos del gobierno se vieron forzados a admitir que solo en un caso se podría decir que "si no hubiera sido" por el programa de metadatos telefónicos, bajo la Sección 215, no hubiera sido posible descubrir el complot.

Solo un día antes, se reportó que los senadores federales Chuck Grassley (republicano por Iowa) y Carl Levin (demócrata por Michigan) presentaron una resolución sobre un nuevo día festivo, el Día Nacional de Apreciación de los Denunciantes, el 30 de julio. "Todo lo que podamos hacer para apoyar a los denunciantes y su protección es hacer lo correcto para mantener responsable al gobierno" afirmó Grassley. "Si sabes que se están violando las leyes y que se está malgastando el dinero, se tiene el deber patriota de reportarlo".

El 30 de julio es el 235 aniversario del proyecto de ley de 1778 aprobado por el Congreso Continental durante la Guerra Revolucionaria, en donde se afirmaba que "Es el deber de todas las personas al servicio de los Estados Unidos, así como también de todos los habitantes del mismo, darle la información lo antes posible al Congreso o a otras autoridades apropiadas sobre cualquier conducta inapropiada, fraudes o delitos menores cometidos por cualquier funcionario o persona al servicio de estos estados, del cual pudieran tener conocimiento". Ese proyecto de ley fue aprobado para proteger a la tripulación del barco de guerra de E.U. Warren, después de que en 1777 denunciaron al comandante de la Armada Continental, Comodoro Esek Hopkings, por malos tratos de los soldados británicos capturados y fueron demandados por calumnia por el Comodoro.

Nike SF-AF1