Ministro de Planificación de Argentina: "Queremos y necesitamos más energía nuclear"

29 de junio de 2013

29 de junio de 2013 — En su discurso del 27 de junio ante la Conferencia Ministerial Internacional sobre Energía Nuclear en el Siglo 21, celebrada en San Petersburgo, el Ministro de Planificación de Argentina, Julio De Vido, reafirmó el compromiso de su país con la expansión de su programa de energía nuclear, para hacer frente a las necesidades de una economía y una población en crecimiento. La Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) patrocinó la conferencia que concluye el 30 de junio.

El Plan Nuclear de Argentina "continuará con su compromiso de construir un cuarto y quinto reactor nuclear" le dijo De Vido a los asistentes, destacando que la energía nuclear podría cubrir del 15 al 18% del consumo energético nacional, una vez que estos reactores estén operando. El Plan Nuclear Argentino, lanzado por el finado Presidente Néstor Kirchner en el 2006, se convirtió en "política de estado" mediante una ley del Congreso, informó De Vido.

En su totalidad, el Ministro de Argentina subrayó, el programa nuclear representa una inversión de $42 mil millones de dólares de aquí al año 2023, lo que se traduce en $1,020 per cápita de inversiones entre el 2006 y el 2023. Destacó que en los últimos diez años, la economía argentina ha crecido a un ritmo de 8% al año, con un correspondiente crecimiento del 60% en la demanda de electricidad, un 40% de crecimiento en la demanda de gas natural y una duplicación del consumo de energía doméstica.

Era es la razón de por qué, dijo, "Argentina necesita más energía nuclear". De las dos plantas que se planea construir, la primera se va a basar en el uranio natural y la segunda en uranio enriquecido. Además, el ministro de Planificación informó que se espera que para el 2014 esté terminado el reactor modular Carem, construido totalmente con tecnología argentina y capaz de generar entre 25 y 27 megavatios y de operar en las partes más remotas del país.

La firma estatal de energía nuclear de Rusia, Rosatom, ha mostrado especial interés en construir la planta de uranio enriquecido de Argentina, y va a participar en la licitación sobre los nuevos reactores que se espera ocurra a fines de este año. Tambien intentan licitar en los proyectos nucleares compañías de Estados Unidos, Corea del Sur, China y Francia.