Irlanda a Obama: disculpe que no nos sintamos arrobados por su llegada

17 de junio de 2013

17 de junio de 2013 — Gran Bretaña, quien preside este año la presidencia rotativa del Grupo de los Ocho (G-8), han estado planeando intensamente desde el 2012 esta cumbre del G-8 para el 2013. El lugar a celebrarse es el campo de golf Lough Erne en el Norte de Irlanda, una fachada aislada de gran lujo; emblemático de una Irlanda golpeada por la austeridad, ha estado a la venta desde hace dos años a un precio muy reducido, sin compradores.

Ya ha habido muchas críticas por el hecho de que el primer ministro británico Cameron haya escogido a "Irlanda del Norte" como escaparate de "nuestro país", con cartas y blogs irlandeses destacando que los seis condados que componen lo que Gran Bretaña llama "Irlanda del Norte" fueron objeto de una secesión en 1921 y que existe un movimiento político importante del Sinn Fein y otras fuerzas políticas para liberarse del control británico y volver a unir el Norte y el Sur en un solo país.

Cameron dijo que el foco de la cumbre del G-8 va a ser "economías abiertas, gobierno abiertos y sociedades abiertas". Los documentos del Reino Unido destacan que las prioridades del G-8 son "apoyo al libre comercio a escala global" y un intento por "inducir a Rusia para que se ajuste más de las perspectivas de los otros miembros del G-8" sobre Siria. El anuncio del jueves de la Casa Blanca sobre Siria obviamente fue planeado cuidadosamente para que encajara en estos planes británicos.

El fin de semana hubo manifestaciones y concentraciones en Belfast y Dublín. Aunque entre las coaliciones había grupos ambientalistas, y una diversidad de temas, el foco principal ha sido la lucha en contra de la austeridad. El Congreso de Sindicatos de Irlanda (ICTU por siglas en inglés) encabezó la marcha en Belfast y Jimmy Kelly, el secretario regional del sindicato UNITE fue el orador principal en la reunión en la noche en el Hotel Europa en Belfast.

Obama, en anticipación a las actividades formales del G-8, va a pronunciar lo que ya se está calificando de un "discurso histórico" ante un grupo de 2,000 personas, básicamente niños en edad escolar transportados en camiones de comunidades tanto realistas como republicanas. En un intento por apropiarse de algo del prestigio de Bill Clinton de las épocas del Acuerdo del Viernes Santo, Obama va a hablar sobre su compromiso con el proceso de paz. Sin embargo, ya ha habido varios escolares que se han negado abiertamente a participar con su reputación ya dañada, y en vez de esto se unieron a las protestas de "G-8 Go Home".

Los Obama andan de relaciones públicas presentados como la familia ideal. Michelle y las niñas van a andar de un lado para otro paseando por Dublin, y se van a hospedar en el lujosísimo Hotel Shelbourne. Por supuesto, van a ir de compras y van a ser homenajeadas con exhibiciones sobre las raíces irlandesas de los O'Bama. El principal papel de Obama es de ejecutar su papel ejecutivo como títere del imperio británico.

La "Carta Abierta a Barack Obama" escrita por el columnista del Norte republicano Irish News, Patrick Murphy, refleja el sentimiento irlandés de verdad. Murphy empieza su carta: "BIENVENIDO a Belfast. Perdónenos si no estamos exactamente arrobados por su presencia". La carta concluye: "Usted dijo en Dublín en el 2011, 'Is feidir linn' (Si se puede). A menos que promueva una nueva dirección en Belfast en el 2013, nos va a dejar con el legado de "Ni feidir linn' -no, no podemos. Nuestro pueblo merece algo mejor".