Ted Kaufman y Thomas Hoening presionan por la Glass-Steagall en el AEI

3 de may de 2013

3 de mayo de 2013 — Durante su intervención en un evento realizado en el American Enterprise Institute (AEI) el miércoles 1 de mayo, el ex senador Ted Kaufman (demócrata por Delaware) y el actual vicepresidente de la Corporación Federal de Seguros de Depósitos (FDIC), Thomas Hoenig, pidieron ambos regresar a la Glass-Steagall. Hablaron en el foro titulado "Demasiado grande para tolerarse - Como volver al tamaño justo a los gigantes bancarios de EU". En las próximas 24 horas vamos a tener un informe completo del evento, pero los puntos relevantes en los discursos iniciales de los dos oradores son:

* El senador Kaufman le dijo a los presentes que si el estuviera a cargo de acabar con la política de "demasiado grandes para quebrar" consagrada en la ley Dodd-Frank, el "seguiría a Sandy Weill" [el ex presidente de Citibank] y restablecería la Glass-Steagall. "Volver a lo que funcionó en el pasado" separando totalmente la banca comercial de la banca de inversiones. Sin embargo, Kaufman advirtió que el era sumamente escéptico de que este Congreso mostrara el coraje necesario para restablecer la Glass-Steagall. Si citó un patrón bipartidista claro, tanto en Estados Unidos como en Europa, de apoyo creciente a resolver el problema de los demasiado grandes para quebrar. Citó las propuestas Brown-Vitter y la Comisión Vickers de medidas de compartimentación, y propuestas similares provenientes de Alemania, Francia y la Comisión Europea, como evidencia de que hay un mandato creciente para que haya más cambios en el sistema bancario.

* Thomas Hoenig, aunque no mencionó la Glass-Steagall por nombre en su discurso inicial, fue explícito sobre lo que el está pidiendo: una completa separación. Hoenig argumentó en base a lo que llamó "cuestiones estructurales" y que los bancos deben de dividirse en base a sus funciones, no su tamaño. Exigió una completa separación de la banca comercial del corretaje y otras actividades, y enfatizó que lo que el propone va más allá de la compartimentación. Dijo que los conglomerados bancarios tienen que ser divididos completamente. A menos que se adopten muy pronto estos pasos va ser inevitable un nuevo rescate, advirtió. Ahora, debido a que la Dodd-Frank no realiza ningún cambio estructural, existe la presunción de que en una crisis, las presiones para que haya un nuevo rescate van a ser abrumadoras. Hoenig enfatizó que los bancos tienen que estar en capacidad de poder quebrar sin que todo el sistema entre en crisis.