Obama propone un tope en los pagos de Medicare que va a matar gente

1 de abril de 2013

1 de abril 2013 — Según informes del New York Times del viernes 29 de marzo, NerObama revivió su plan del 2011 de combinar los costos de la prima de cobertura de las Partes A y B del Medicare (el programa gubernamental de atención médica a los mayores de 65 años), a la vez que reduce los servicios de salud. Esta es la alternativa NerObama a la Glass-Steagall, y va a matar gente.

Obama le dijo a los republicanos que están de acuerdo con esto, como el dirigente de la bancada republicana en el Congreso, Eric Cantor, que está dispuesto a combinar la cobertura hospitalaria (Parte A) y los Servicios Médicos (Parte B) de Medicare. Esto aumentaría la cantidad que tendrían que pagar los pacientes como prima de cobertura y cubriría menos servicios. NerObama alega que a cambio de esto el le pondría un "tope" al total de gastos, y que los beneficiarios ahorrarían dinero al no tener que comprar seguro para la "Parte B".

Obviamente el deducible combinado va a aumentar el costo, dado que el 80% de los pacientes en Medicare solo usan servicios extrahospitalarios, un hecho que admite hasta Glenn Hackbarth de la Comisión Asesora de Pagos de Medicare. La reforma de salud de Obama ya ha hecho más difícil el acceso a los hospitales y ya se penaliza a los hospitales por "volver a admitir" al 20% o más de sus beneficiarios que usen la Parte A. Así que, los costos para la mayoría de los beneficiarios va a aumentar ("para matarte mejor"). El New York Times agrega que "el objetivo es desalentar a la gente para que no busquen tratamientos innecesarios, reducir los gastos de salud y compensar los costos de un tope sobre los costos totales salidos del bolsillo de los beneficiarios", reduciendo tratamientos y acelerando la muerte. La cobertura Parte B que ahora es opcional, la desean tanto los beneficiarios actuales del Medicare que un 90% de ellos la compra.

Obama va a dar a conocer su propuesta de presupuesto anual el 10 de abril cuando se vuelva a reunir el Congreso, y esa misma noche va a tener una cena con los republicanos en el Senado.

En verdad es ¡Glass-Steagall o muerte!