El principal asesor de Beppe Grillo está 100% en contra de una solución "tipo Argentina" para Italia

6 de marzo de 2013

6 de marzo de 2013 — El principal asesor económico de Beppe Grillo, uno de los candidatos más votados en las últimas elecciones de Italia, ha hecho todo lo posible para explicar que el comediante Grillo no está a favor de salirse del euro, ni de tener un enfoque "tipo Argentina" para enfrentar la crisis, es decir, romper con el FMI y las políticas de la Troika.

Para el próximo número de la revista EIR, Claudio Cellani escribió: "De hecho, el gurú económico de Grillo fue entrevistado en el periódico italiano La Stampa donde dice que ellos están en contra de salirse del euro y que su principal preocupación es 'el impacto ecológico'. Nosotros nunca dijimos que queríamos dejar el euro, sería una matanza y no queremos terminar como Argentina".

Dicho gurú es Mauro Gallegati, un profesor de macroeconomía en la Universidad de Ancona. "Existen dos opciones: ya sea una verdadera unión político-monetaria o dos zonas del euro, una para Alemania y los países fuertes y otra para los países débiles". Actualmente Gallegati trabaja en un documento con Joseph Stiglitz, "el cual debe condensar la filosofía política del M5S [Movimento 5 Stelle]: Si queremos que todo el mundo crezca a los niveles actuales de Estados Unidos, necesitaríamos 4 ó 5 planetas del mismo tamaño de la Tierra".

Argentina está en la mente de muchos analistas que miran la forma en que Italia acaba de patear el tablero del euro. Por ejemplo, Matthew Yglesias el 25 de febrero escribió en la revista Slate: "Las plataformas electorales de los candidatos contra la austeridad, Silvio Berlusconi y Beppe Grillo, son incluso más desastrosas que la austeridad propuesta por el actual Mario Monti o por la versión de austeridad más izquierdista, ofrecida por los demócratas italianos. Eso es la razón de que la única verdadera alternativa política para Italia en contra de aceptar las imposiciones del Banco Central Europeo, sería hacer algo al estilo total de Argentina, deshacerse del euro, convertir las deudas a una nueva lira y sufrir las bendiciones y maldiciones de la devaluación de la moneda".