Atentado contra el cónsul italiano en Bengasi

15 de enero de 2013

14 de enero 2013 — El 12 de enero, el carro del cónsul general de Italia en Bengasi, Libia, fue bombardeado, cuando salía del consulado. El cónsul general, Guido de Sanctis, salía del garaje del consulado en un carro blindado cuando varias personas armadas lo emboscaron y abrieron fuego contra él, le dijo el diplomático a CNN.

Aunque nadie salió herido en el ataque, de Sanctis dijo que: "Es difícil sacar una conclusión... pero si ven lo sucedido en los últimos meses, hay algunos que están tratando de sacar del país a todos los extranjeros. Los británicos, la Cruz Roja y desafortunadamente los estadounidenses, ¿y ahora, nosotros? Yo no estaba seguro de que estuviéramos en la lista. De ninguna manera esperaba esto".

De Sanctis dijo que ellos reforzaron la seguridad en su consulado luego del ataque a la misión diplomática de Estados Unidos, pero el edificio [del consulado] no esta fuertemente fortificado y es de acceso relativamente fácil para el público, ya que atiende diariamente unas 40 peticiones de visado de ciudadanos libios.

El ministro de relaciones exteriores de Italia, Giulio Terzi, dijo que el ataque es "un vil acto de terrorismo", y el domingo señaló que fue "un intento de desestabilizar a las instituciones de la nueva Libia".

El ataque sucede luego del secuestro del director en funciones del departamento de investigaciones penales en Bengasi, un intento fallido de asesinato en contra del Presidente de Libia, y del nombramiento del emir sustituto del Grupo Islámico de Combatientes libios, Khalid al-Sharif, como viceministro de defensa de Libia.