Rusia se prepara a presionar más a occidente sobre Siria

18 de may de 2012

18 de mayo de 2012 — El asesor del Kremlin Arkady Dvorkovich, habló el jueves 17 con los periodistas en Moscú, donde reiteró la posición de Rusia de que la comunidad internacional tiene que enviarle una "señal fuerte" no solo al gobierno sirio sino también a la oposición.

"El G-8 debe de enviarle una señal fuerte a todas las partes en conflicto sobre la forma en que creemos nosotros que se debe actuar para que la situación sea segura para todas las partes" le dijo Dvorkovich a los reporteros. "Para nosotros es inaceptable una señal unilateral". También subrayó la oposición de Rusia a que el grupo adopte una declaración sobre Siria e Irán que incluya conclusiones sobre disposiciones que los dirigentes del Grupo podrían imponer después, cuando el Consejo de Seguridad adopte sus decisiones.

Horas antes, en una rara entrevista con medios extranjeros, el presidente sirio Bashar al-Assad le dijo al canal televisivo Rossiya-24 que las fuerzas armadas sirias habían capturado a varios mercenarios extranjeros que luchaban para la oposición. Explicó que las autoridades no habían publicado el caso sino hasta ahora porque no tenían la suficiente evidencia que probara que los combatientes en realidad eran mercenarios. "Algunos [de los mercenarios] todavía están vivos" dijo. "Están detenidos y nos estamos preparando para mostrarlos ante el mundo. Muchos de ellos ya han muerto".

Assad enfatizó además que el asalto en contra de Siria, fomentado por fuerzas extranjeras, era una amenaza a la estabilidad de toda la región. Elogió a Rusia y China por actuar en defensa de los derechos soberanos de Siria.

También dejó en claro que la llamada oposición siria, glorificada por las naciones occidentales y árabes, metida en la campaña por derrocar al gobierno sirio, no es tal. El Ejército Siria Libre no es libre, dijo, destacando que nunca serán libres cuando están siendo abastecidos de armas y financiados desde el exterior. Describió al Ejército Siria Libre como una grupo de criminales convictos, incluyendo fanáticos religiosos del tipo de al-Qaeda, extremistas y terroristas y algunos mercenarios extranjeros, especialmente de las naciones árabes.

También cabe destacar que el Prime Ministro ruso, Dmitry Medvédev, al hablar ante el Foro Judicial Internacional en San Petesburgo, dijo que la situación en torno a Siria y la seguridad nuclear se iba a discutir en la cumbre del G-8 en Campo David entre el 18-19 de mayo.