Lavrov exige respuestas de Turquía por el aterrizaje forzoso de un avión ruso

26 de octubre de 2012

26 de octubre de 2012 — En entrevista con Rossiskaya Gazeta el 23 de octubre, el Ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, dejó en claro que Rusia va a solicitar aclaraciones a Turquía por haber forzado el aterrizaje de un avión ruso con rumbo a Damasco el 10 de octubre. También quiere que Turquía reconozca públicamente que no había armamento a bordo del avión detenido.

Además de alegar que el avión transportaba armas para el régimen sirio, Turquía tampoco le informó a Rusia lo que estaba sucediendo con los 17 ciudadanos rusos a bordo.

"Según los periódicos turcos, la información de que el avión transportaba supuestamente armamento fue transmitida por los americanos. Los turcos nunca se hubieran atrevido a hacer tal cosa, si no confiaran 100% en los americanos. Pero resultó que no había armas a bordo. El avión transportaba equipo eléctrico para radares, una carga totalmente legal no prohibida por las convenciones internacionales. La verdadera intención del soplo era fortalecer las ligas turcas-americanas en relación a Siria. Pero existe un mecanismo de consultas políticas entre Rusia y Turquía. Después de recibir dicha información, los turcos pudieron haber consultado con Moscú y se pudo haber evitado después el incidente" dijo Lavrov.

También dejó en claro que dado que Rusia y Turquía son vecinos cercanos con buenas relaciones de naturaleza estratégica, no debe permitirse que dicho incidente, instigado por extranjeros, enturbie las relaciones ruso-turcas.