Portal ruso pone al descubierto la forma de operar del narcotráfico internacional

16 de octubre de 2012

16 de octubre de 2012 — El portal electrónico ruso (en inglés) Strategic Culture Foundation, en una serie de artículos firmados por Valentín Katasonov, deja al descubierto la profunda participación de los carteles de las drogas con los bancos y otros sectores legales de la economía. Aunque el artículo no le da crédito a los descubrimientos originales de esa red en el libro Narcotráfico, S.A. de la EIR en 1979, es evidente que la principal fuente del autor fue Narcotráfico S.A. Sin embargo lo que es importante señalar es que, de entre todas las naciones grandes en el mundo, Rusia es la única en donde se discute abiertamente la actividad delictiva relacionada a las drogas de los bancos internacionales.

Katasonov dice que la mafia actual incluye tres niveles jerárquicos: El nivel 1 lo constituyen los grupos que se ubican en el punto inicial de entrada y en el punto final de salida de la cadena de la oferta de drogas. En el nivel 2 están los grupos que se encargan de la oferta de drogas al mayoreo; generalmente a los grupos de este nivel se les llama carteles de las drogas y sindicatos, y sus cabecillas son los señores de las drogas. El nivel 3 son los grupos que no tienen contacto directo con la distribución de las drogas. Los bancos, servicios secretos y los medios son las instituciones principales que componen este nivel en la jerarquía narcotraficante; todos ellos son completamente legales desde el punto de vista del estatus, dice Katasonov.

En la sección subtitulada "La historia de la fusión entre los bancos y los carteles de las drogas", el autor dice que la fusión entre los bancos y los grupos distribuidores de drogas empezó hace aproximadamente cuatro siglos. En Gran Bretaña, la alianza comprendió a la Compañía de las Indias Orientales de Gran Bretaña a la cual el gobierno le dio la licencia exclusiva de traficar opio en India y otras colonias británicas y los primeros bancos británicos incluyendo el Banco de Inglaterra, Barings Bank y el Rothschild London Bank.

Katasonov destaca la entrevista con el ex subsecretario general de la ONU y director de la Oficina de la ONU sobre Drogas y Crimen Organizado, Antonio Maria Costa, quien esbozó las fases claves en la formación de la alianza entre los bancos y las mafias de las drogas en el período de la posguerra. El artículo dice que la fase actual de la fusión entre los bancos y los carteles de las drogas ocurrió aproximadamente hace una década y se pone de manifiesto en una sinergía sin precedentes de los dos sistemas. Unos cuantos años después —digamos en el 2002 y 2003— golpeó la primera crisis con el estallido de la burbuja IT, y el sistema bancario, que se había extendido enormemente debido a la globalización, empezó a ser infiltrado de nuevo por los agentes delictivos. Es decir, los controles en contra del lavado de dinero sucio que funcionaron tan efectivamente en Europa y América del Norte hasta los 1990, se vieron significativamente debilitados en un sinnúmero de jurisdicciones extraterritoriales. Esto inició un nuevo ciclo de penetración del dinero del delito, dice Costa.

El artículo cita el famoso caso del Wachovia Bank, y dice que los bancos buscaron dinero globalmente y ofrecieron servicios a los señores de las drogas en la forma de blanqueo de efectivo para invertirlo en los sectores legales de la economía. Los carteles de las drogas, a su vez, consideran el sector bancario como una prioridad en su nicho de inversiones.