El desplome de Obama en el debate presidencial presenciado por 40 millones de espectadores

5 de octubre de 2012

5 de octubre de 2012 — El primer debate presidencial este miércoles en la noche en la Universidad de Denver fue una derrota total para Obama. Las encuestas que hizo CNN una hora después de concluido el debate muestra que Romney trapeó el suelo con el Presidente Obama. 67% de los encuestados dijeron que Romney ganó el debate; solo 25% dijeron que Obama había ganado. Las encuestas esta mañana entre los votantes independientes en Colorado, uno de los estados indecisos claves en donde se va a decidir la elección, muestran un cambio significativo a favor de Romney.

Aunque buena parte de la cobertura en la prensa se enfoca en la actuación aburrida y mediocre de Obama, el hecho es que hubo varios temas sustantivos que Romney planteó que despertaron el entusiasmo entre los votantes.

Primero, Romney atacó violentamente la reforma sanitaria de Obama, Obamacare, señalando en especial a la IPAB (conocido como el "panel de la muerte"), que calificó de una junta de notables no elegidos que van a tener el poder de recortar los servicios de salud. Romney acorraló a Obama por despilfarrar los primeros dos años de su presidencia en el Obamacare a la vez que no había nada por crear empleos. Romney planteé el tema del IPAB varias veces y finalmente Obama cayó en la trampa de defender los paneles de la muerte, mintiendo que no iban a tener el poder de recortar los servicios de salud.

Romney atacó también a la reforma financiera Dodd-Frank, prometiendo que el iba a derogar esas disposiciones de rescatar a los bancos demasiado grandes para quebrar. Atacó a Obama por dejar que cientos de bancos comunitarios quebraran desde que se aprobó la ley Dodd-Frank, en tanto que mantiene su compromiso con proteger a los bancos que son demasiado grandes para quebrar.

En las conclusiones, Obama el asesino genocida, decidió ignorar el hecho de que se suponía que el debate iba a ser sobre economía y coherente con su persona se volcó a lo que el piensa es una de sus cartas de triunfo: él mató a Obama bin Laden. Ya sabemos que solo piensa en asesinar.