Los congresistas Issa y Chaffetz, llaman a una audiencia para el lunes 8, por el retiro de la seguridad en Benghazi

3 de octubre de 2012

Los congresistas Issa y Chaffetz, llaman a una audiencia para el 8 de octubre, por el retiro de la seguridad en el consulado estadounidense en Benghazi

3 de octubre de 2012 — En una extraordinaria carta abierta enviada a la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, fechada el 2 de octubre, los representantes Darell Issa y Jason Chaffetz, miembros de la Comisión de Vigilancia y Reforma del Gobierno, documentaron 13 ejemplos conocidos de ataques a la seguridad en contra de representantes en Libia, tanto estadounidenses como de otras naciones, los cuales ocurrieron antes del ataque mortal sobre el consulado estadounidense en Benghazi del 11 de septiembre de 2012. La carta cita evidencia proveniente de "diversos funcionarios del gobierno federal de Estados Unidos" (denunciantes), y señala que, "antes del ataque del 11 de septiembre, la misión estadounidense en Libia hizo reiteradas solicitudes para incrementar la seguridad en Benghazi. Sin embargo, los funcionarios en Washington le negaron a la misión en Libia dichos recursos".

A diferencia del vergonzoso intento de encubrimiento que hizo el senador John Kerry —quien busca posponer una investigación hasta después de la elección presidencial del 6 de noviembre— Issa y Chaffetz exigen respuestas inmediatas: "Favor de preparar una respuesta por escrito a lo siguiente, a más tardar para el 8 de octubre de 2012, y asegure que los funcionarios pertinentes del Departamento estén disponibles para una reunión informativa con los miembros de la Comisión para la misma fecha:

"¿Tenían conocimiento en las oficinas centrales del Departamento de Estado en Washington, de todos los incidentes señalados? Si no es así ¿por qué no?

"Si lo sabían, ¿qué medidas tomó el Departamento de Estado para que el nivel seguridad que se daba a la misión en Libia pudiera contrarrestar el nivel de amenaza?

"Por favor detalle las peticiones realizadas por la embajada en Trípoli a las oficinas centrales del Departamento de Estado, pidiendo seguridad adicional, ya sea en general o a la luz de los ataques específicos mencionados anteriormente. ¿Cómo respondió el Departamento a cada una de estas solicitudes?"

El patrón de incidentes citados en la carta, demuestran claramente que la persecución de los funcionarios estadounidenses estaba en marcha meses antes de los atentados del 11 de septiembre y que las amenazas y los incidentes con frecuencia se dieron a conocer en Facebook y otros sitios de Internet. Una cosa que seguramente causará particular angustia en el gobierno de Obama y en sus controladores británicos, es la siguiente nota en la carta:

"Semanas antes del 11 de septiembre de 2012, en Benghazi. Los guardias no armados libios empleados por la empresa contratista británica Blue Mountain Group, fueron advertidos por sus familiares de que renunciaran a sus trabajos como guardias en el Consulado en Benghazi, ya que había rumores en la comunidad de un ataque inminente".