Rusia desenmascara la fanfarronada de los británicos sobre Siria

10 de julio de 2012

10 de julio de 2012 — Lejos de echarse para atrás, en las declaraciones que dio el día 8 el vocero del ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, Alexander Lukashevich, calificó de "inmoral" la política británica-estadounidense sobre Siria. En particular, Lukashevich respondió a las sugerencias de la Secretaria de Estado de EU, Hillary Clinton, durante la reunión de Amigos de Siria en París el 6 de julio, de que "Rusia y China van a pagar el precio" por su "apoyo" al régimen del Presidente sirio Bashar al Assad. Lukashevich dijo que "Rusia, China y muchos otros países que han tenido tradicionalmente relaciones de amistad con la República Árabe Siria y su pueblo, se han negado a unirse a esos 'amigos' [de Siria] porque nosotros creemos que el formato que escogieron no es solo políticamente equivocado sino que es también inmoral". Advirtió, según informa RIA Novosti, que la "amistad" de EU y sus aliados con la oposición siria no hace más que profundizar el conflicto. "Esto solo puede significar una cosa, la continuación del derramamiento de sangre y más tragedias humanas" dijo.

Pisándole los talones a las declaraciones de Lukashevich, el Enviado de la ONU, Kofi Annan dio una entrevista al periódico parisino Le Monde en donde se hace eco de muchas de las advertencias que han hecho los rusos en los últimos días, incluyendo lo referente a la mentada oposición en Siria, aunque quizá en términos más diplomáticos. Annan admite que su misión ha fracasado hasta el momento, pero se enfoca en particular en las críticas a Rusia provenientes de intereses occidentales que exigen el derrocamiento de Assad. Dice que no existe otra alternativa más que el involucramiento de Rusia en la búsqueda de una solución, y que Irán también tiene que ser parte de la solución. "Pero lo que me sorprende es que haya tantos comentarios sobre Rusia, en tanto que se menciona menos a Irán" dijo. Pero "lo que es más importante, poco se conoce sobre otros países que están enviando armas, dinero... todos estos países dicen que quieren una solución pacífica, pero están tomando iniciativas individuales y colectivas que socavan el significado mismo de la resolución del Consejo de Seguridad". El enfocarse sobre Rusia es por lo tanto "muy irritante" para los rusos.

La importancia del papel de Rusia se destaca por el hecho de que el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov se va a reunir la próxima semana con dos grupos de la oposición. Una fuente diplomática le dijo al Journal of Turkish Weekly que Lavrov se va a reunir con representantes del grupo Foro Democrático Sirio en Moscú el 9 de julio, y está confirmado que sostendrá pláticas con el nuevo dirigente del Consejo Nacional Sirio el 11 de julio.