El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, denuncia en la ONU el "chantaje" EU-Reino Unido sobre Siria

18 de julio de 2012

18 de julio de 2012 — Están por sonar las doce campanadas para que expire la misión de Kofi Annan en Siria el 20 de julio, y el secretario de Relaciones Exteriores británico William Hague y el gobierno de Obama están haciendo todo lo posible para eliminar la misión de Annan y no renovar la autorización. Pero el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, quien se reunió hoy con Kofi Annan en Moscú, denunció la campaña de Estados Unidos y el Reino Unido como un "chantaje" simple y llanamente.

Al hablar en conferencia de prensa antes de su primera reunión con Annan, Lavrov arremetió contra EU y el Reino Unido por alentar a los rebeldes a que continúen con sus campañas de terrorismo y guerra de guerrillas, por tratar de usar el "chantaje" de que para que continúe la misión de Annan se tiene que agregar sanciones lacerantes y la exigencia de que Assad deje el gobierno; y por "culpar" a Rusia y China de la guerra en Siria.

"Para pesar nuestro, hay elementos de chantaje" dijo Lavrov. "Se nos ha dicho que si no se acepta que se pase la resolución bajo el Capítulo 7 de la Carta de la ONU, entonces se nos negará la extensión del mandato de la misión de observación".

"Nosotros consideramos que este es un enfoque absolutamente contraproducente y peligroso, dado que es inaceptable usar el monitoreo como carta de negociación" dijo Lavrov.

"Algunos de mis colegas occidentales hasta propusieron que la resolución [el borrador occidental de la resolución que menciona el Capítulo 7 de la Carta de la ONU] declare un bloqueo económico, financiero y de comunicaciones en contra del gobierno sirio... En otras palabras, se tienen que descartar hasta las pláticas" con el gobierno sirio, declaró Lavrov.

"Esta es una invitación directa a una guerra civil, no la instrumentación del comunicado de Ginebra" declaró Lavrov. "No estamos apoyando a Bashar al-Assad. Estamos apoyando lo que todo mundo acordó: El plan de Kofi Annan, la resolución del Consejo de Seguridad".

La resolución de "chantaje" de autoría británica de William Hague a ser adoptada por el Consejo de Seguridad de la ONU se basa en las demandas de Londres de sanciones más severas en contra de Siria, y la salida del presidente Assad. "El gobierno británico considera que es un imperativo tener un Capítulo 7 del Consejo de Seguridad" dijo Hague. La nueva resolución "tiene que mandar la instrumentación del plan de paz de Kofi Annan y un gobierno de transición".

Rusia ha preparado una resolución aparte que todavía no se ha dado a conocer y Kofi Annan no solo se va a reunir con Lavrov sino que también se reunió el martes 17 con el Presidente Vladimir Putin.