La clave para evitar la guerra es sacar a Obama de su cargo ¡ya!

19 de may de 2012

18 de mayo de 2012 – La siguiente es una declaración escrita por Bill Roberts, candidato al Congreso por el distrito 11 de Michigan.

En el Foro Judicial Internacional que tuvo lugar el jueves 17 del presente en San Petesburgo, Rusia, el Primer Ministro de la Federación Rusa, Dmitri Medvédev, habló concretamente acerca del peligro que enfrenta la civilización humana si se llevan a cabo las operaciones de cambio de régimen como las que han planeado contra Siria e Irán. "Tales acciones, que socavan la soberanía de los Estados, pueden conducir fácilmente a guerras regionales a escala total, incluso... con el uso de armas nucleares". Medvédev hablaba en vísperas de la próxima cumbre del G8 que tendría lugar en Camp David, y advirtió de nuevo sobre las consecuencias en caso de que Estados Unidos y los aliados de la OTAN no abandonen la política de lanzar guerras preventivas ilegales y otras políticas que violan la soberanía de las naciones.

Como han dejado en claro recientemente tanto Medvédev como miembros importantes de las fuerzas armadas rusas, Rusia no va a tolerar en lo absoluto las violaciones al derecho internacional que amenazan su estabilidad, incluyendo la doctrina de "derecho a proteger" del mentado Consejo de Prevención de Atrocidades del gobierno de Obama. Esto no significa una postura belicista de Rusia. Tampoco son amenazas vanas. Es una llamada de atención para todos los estadounidenses, de que se debe sacar a Obama de su cargo de inmediato. Que nadie se equivoque: Este impulso hacia la guerra proviene de la desesperación de la monarquía británica y de Tony Blair, que dirigen la política de Obama de arriba a abajo. En tanto que el colapso del sector del euro es una oportunidad para lograr una cooperación de largo plazo de todas las naciones en torno al progreso científico y económico, representa una crisis existencial para el imperio, el cual no conoce otra respuesta que fomentar la guerra, sin importarles las consecuencias que traiga esa guerra.

Sacar al Presidente Obama ya, es la única acción cuerda y responsable disponible para evitar las verdaderas atrocidades contra la humanidad de las que habla el Primer Ministro ruso Dmitri Medvédev. Dadas las repetidas violaciones a la Constitución, el Presidente Obama es probable que esté más que calificado para ser enjuiciado políticamente y por lo tanto debe también ser destituido en virtud de la Sección 4 de la 25ava Enmienda.

Para un puñado de patriotas en el gobierno, la realidad de esto se ha hecho patente de manera alarmante. Tanto el representante republicano por Carolina del Norte, Walter Jones, como el senador demócrata por Virginia, Jim Webb, han introducido sendas legislaciones que colocan sobre Obama la amenaza de un juicio político, en caso de vuelvan a cometer los grandes delitos que se cometieron en la invasión ilegal de Libia. Estas y otras acciones, aunque útiles, no son suficientes y debemos avanzar.

Déjenme repetirlo por si todavía no está claro: el único modo eficiente de evitar la guerra es sacar a Obama ya, punto.