El Partido Reformista de NJ: Haciendo el juego a la dictadura de Obama

25 de may de 2012

por Diane Sare [1], candidata al Congreso por el distrito 5 de Nueva Jersey.

25 de mayo de 2012 –- El martes 22 de mayo, Mark Quick anunció su retiro como candidato del Partido Reformista al Congreso por el Distrito 5 de Nueva Jersey, para respaldar mi candidatura, como miembro que soy de la lista nacional de candidatos demócratas larouchistas, y candidata a la postulación del Partido Demócrata a ese mismo puesto en el Congreso. Esto provocó gritos de histeria por parte de Jacob Zychick, de 23 años de edad, y cofundador del Partido Reformista de NJ, en un ataque completamente calumnioso contra mí y Lyndon LaRouche, que le fue dictado, sin duda alguna, por la misma gente que dirige la patética campaña de ataques desesperados contra mi colega Kesha Rogers, quien ganó la postulación del Partido Demócrata al Congreso por el distrito 22 de Texas en 2010.

Todo el que ha tenido la oportunidad de pensar en esto, sabe que Mark Quick mostró más inteligencia y moralidad en dos frases que lo que el pomposo e ignorante señor Zychick y el que le escribe sus discursos pueden mostrar en cualquier serie de párrafos pretenciosos. No se dejen engatusar por estos arrogantes jóvenes mentirosos cuyo único sueño es convertirse en corruptos burócratas partidistas en sus últimos años.

Tal como pronosticara Lyndon LaRouche en la videoconferencia del 11 de abril del 2009, el Presidente Barack Obama es "una personalidad fallida". Como un Hitler o como un Nerón, el está obsesionado por el poder que tiene, y su capacidad para causarle sufrimiento a otras personas. Por ejemplo, su rechazo a permitir que las víctimas del terremoto en Haití fueran evacuadas de la zona de inundaciones antes de la estación lluviosa, fue la causa de miles de muertes por cólera y otras enfermedades que se pudieron haber evitado; luego la forma como utiliza el video del asesinato de Osama Bin Laden, que el insiste en mostrar como una película en la que muere el actor principal, a todos los funcionarios de la Casa Blanca; y su juego de basquetbol para la celebración en la cubierta del portaviones desde el cual lanzaron el cadáver de Osama al mar. Todo eso muestra su tendencia de Nerón. Con esa mentalidad, ¿es acaso un accidente que la mentada "Ley de atención médica asequible" sea una versión moderna de la política de eutanasia T-4 de Hitler para matar a los costosos "comensales inútiles", mientras saca buenas ganancias para las compañías de seguro? Obama celebró sus acciones asesinas de los últimos meses anteriores del 2011 con la firma de la NDAA en vísperas del día Año Nuevo, la ley que permite la detención indefinida de ciudadanos estadounidenses sin juicio de por medio, para que nadie objete su plan dictatorial de llevarnos a una guerra. Actualmente, NerObama está recibiendo asesoramiento nada más y nada menos que del experto en las "armas de destrucción masivas en Irak", el ex primer ministro británico Tony Blair, quien planea pasar la mayor parte del tiempo en Estados Unidos hasta las elecciones, trabajando con Nerón en su campaña por la reelección.

Como he declarado en muchas ocasiones, estoy haciendo campaña para el Congreso de Estados Unidos como parte de la lista nacional de candidatos larouchistas, porque un puñado de patriotas tienen que mostrar el valor para decir la verdad en público, y liderar a las multitudes que están de acuerdo, pero que no tienen el valor de salir por si mismos. En vista de que candidatos tan notables como "indeciso" y hasta presidiarios, están compitiendo con Obama en las elecciones primarias del Partido Demócrata en muchos condados a nivel nacional, está claro que muchos estadounidenses están de acuerdo con lo que tanto Kesha como yo y el resto de los candidatos de la lista nacional estamos diciendo sobre el Presidente.

Sin embargo, reconocer que Obama es una amenaza para la humanidad no es suficiente. El contendiente republicano Mitt Romney no es una alternativa. Los estadounidenses deben exigir el programa de tres puntos que está impulsando la lista nacional de candidatos larouchistas, si queremos asegurar nuestra supervivencia. Primero, volver a la separación bancaria impuesta por la ley Glass-Steagall de 1933; segundo, retornar a la política de crédito público de Alexander Hamilton a través de un banco nacional, es el único modo de, en tercer lugar, construir el NAWAPA XXI, y darle empleo inmediatamente a 6 millones de estadounidenses, mientras creamos el potencial para incrementar en grande la productividad y el empleo en Estados Unidos. Esto es lo que sostengo, y esta es la razón por la cual estadounidenses cuerdos me van a respaldar, a Mark Quick, Kesha Rogers, y al resto de los candidatos avalados por LaRouche PAC.