El imperio lanza más provocaciones descabelladas contra Argentina

24 de may de 2012

24 de mayo de 2012 — Al acercarse el 14 de junio, el trigésimo aniversario del alto al fuego de la Guerra de Malvinas de 1982, el imperio británico está lanzando una serie de provocaciones en contra de Argentina, ostentando su control colonial de las islas en el Atlántico Sur.

Primero, el 20 de mayo el tabloide Sun on Sunday informó que Gran Bretaña desplegará el submarino nuclear HMS Talent y que está programado que llegue a tiempo para el aniversario del 14 de junio.

El submarino "cazador-asesino", armado con misiles Tomahawk, "pasará por las Falklands", según los fuentes del Ministerio de Defensa que cita el Sun, para "defender intereses británicos" y llevar a cabo misiones de vigilancia, supuestamente para disuadir a los argentinos de cualquier intento de agresión militar "imprudente" en contra de las islas.

El Ministerio de Defensa Británico le dijo a la agencia de noticias argentina TELAM que los informes sobre el despliegue submarino son meramente "especulaciones de la prensa", pero agregó que "no podemos comentar sobre nuestras operaciones militares".

Los imperialistas quieren aprovechar en particular la fecha del 14 de junio no solamente porque es el aniversario del alto al fuego de 1982, sino también porque la Presidente de Argentina, Cristina Fernández, personalmente planea hablar ante el Comité de Descolonización de la ONU ese mismo día para exigir que el Reino Unido, finalmente muestre respeto por las diez resoluciones que la Asamblea General de la ONU aprobó en la última década y que se siente y hable con Argentina acerca de la soberanía de las Malvinas.

Como señaló Alicia Castro, embajadora de Argentina en Londres, el 18 de mayo, la oficina de Relaciones Exteriores británica no tenía ningún problema de negociación con la dictadura fascista que gobernó Argentina de 1976 a 1983, sin embargo, no puede reunirse con la Presidente Fernández, electa democráticamente.

Como un insulto adicional, el secretario para América Latina de la oficina de la cancillería británica, Jeremy Browne, ha anunciado su intención de acudir a la celebración del 'día de la liberación' de las Malvinas, que los británicos llaman "Falklands". Lo acompañará Joe Bossano, ministro gobernador de Gibraltar, otra de las posesiones coloniales imperialistas que fue robada a España. Browne afirmó hipócritamente: "Ojalá que los argentinos vean esto como lo que es... un reconocimiento del valor y el sacrificio de los soldados británicos y de los mismos isleños en la liberación de Falklands hace 30 años".