¿Así que quieres hablar de empleos?

5 de may de 2012

Por Diane Sare, a nombre del movimiento de Candidatos Nacionales LaRouchistas

3 de mayo de 2012 — Si eso quieres hacer, probablemente ya estás enfermo de que te digan mentiras sobre las cifras del desempleo en Estados Unidos, alegando que solo el 9% de nuestra población está desempleada. A esa cifra ficticia se llegó sacando de modo arbitrario a millones de estadounidenses de la "fuerza de trabajo". El número verdadero de desempleados es por lo menos el doble de eso, y entre los jóvenes y los hombres afroamericanos es todavía mayor.

Así que, ¿cómo hacemos para que estas millones de personas vuelvan a tener empleo, o lo tengan por primera vez? La semana pasada, el economista y estadista Lyndon LaRouche, señaló que Estados Unidos llegó a un punto de inflexión, un punto del que no hay retorno, en términos de la capacidad física para producir. Por ejemplo, hace dos años, la planta de Boeing, en Wichita, Kansas, tenía capacidad para contratar a 9,000 trabajadores más, pero esos puestos quedaron vacantes por la escasez de mano de obra calificada en Estados Unidos. Hoy, como consecuencia del colapso de la economía global, esos puestos de trabajo ya no existen, y además de eso la Boeing tuvo que despedir a 2,000 personas más. Eso es, 11,000 trabajos productivos que dejan de existir en UNA sola ciudad!

Como la mayoría de la gente sabe, de la cantidad menguante de bienes de consumo que se producen a nivel global, una cantidad cada vez menor es "hecho en Estados Unidos". Por ejemplo, más del 80% de la mercancía que se vende en Wal-Mart es hecha en China. El 60% de los bienes que se venden en Target son hechos en China. Estados Unidos ahora importa hasta el 20% del total de los alimentos que consumimos, y de eso, un 85% de los alimentos provenientes del mar que se consumen aquí ¡son importados!

La verdad de todo esto es que, no es solo que no hay puestos de trabajo, sino que nos estamos enfrentando a condiciones de una Era de Tinieblas porque ¡ni siquiera producimos lo que consumimos! Por todo Estados Unidos la gente se ve aquejada por apagones parciales y caídas de tensión y por apagones totales, porque ni siquiera estamos produciendo la cantidad de energía necesaria; sin contar los recortes en el servicio de agua, y los recortes presupuestales a la inversión de la infraestructura básica decisiva, como la atención médica y la educación, para no mencionar la seguridad del orden público, y otras responsabilidades prioritarias.

Por un lado, la pareja perfecta: ¡Millones de gente desempleada y enormes cantidades de trabajo que se tienen que hacer! Entonces, ¿por qué no se hace? Porque en el transcurso de los últimos 12 años hemos tenido presidentes títeres del imperio británico. ¿Se acuerdan cuando, en septiembre del 2008, George Bush y Paulson implementaron el primer rescate financiero? Ahora bajo el Gobierno de Obama le hemos dedicado a eso 29 billones de dólares, todo para rescatar deudas de juego de Londres y Wall Street, mientras se desangran nuestras ciudades, estados y ancianos hasta la muerte.

El único modo de cambiar este rumbo, es sacar a Obama de la Presidencia, ya, por medio de un juicio político. Esperar hasta las elecciones no va a solucionar nada porque Mitt Romney aboga por las mismas políticas que Obama. Luego, los tres pasos que se tienen que tomar son: el restablecimiento inmediato de la ley Glass-Steagall, la original de Franlin Roosevelt; el retorno al sistema de banca nacional estadounidense; y la construcción de NAWAPA XXI (Alianza Hidráulica y Energética de Norte América), que creará más de 4 millones de nuevos empleos.

¿Qué estás esperando?