Declaración del LaRouche PAC: La Real Sociedad británica quiere deshacerse de "la gente y el planeta"

27 de abril de 2012

Declaración del Comité de Acción Política LaRouche:

La Real Sociedad británica quiere deshacerse de "la gente y el planeta"

27 de abril de 2012 — Aunque el imperio financiero británico preferiría no tener que desatar una guerra termonuclear anticipada contra Rusia, China y probablemente contra India también, no se equivoquen al respecto; eso lo van a hacer si es el único modo que les queda para mantenerse en el poder.

Rusia y China están amenazadas con dicho ataque termonuclear por el instrumento de los británicos, el Presidente de Estados Unidos Barack Obama, en tanto que sigan comprometidos con su política actual dirigida hacia el progreso científico y tecnológico.

Mientras el sistema bancario trasatlántico dominado por los británicos entra en otra fase de desintegración, la oligarquía financiera exige que Asia se someta al mismo tipo de políticas de austeridad asesina que actualmente son la plaga de Europa, principalmente en Grecia, bajo la forma del monetarismo y del ambientalismo.

El dictado imperial más reciente que se titula "La gente y el planeta", se acaba de publicar para plantear los términos del acuerdo la supervivencia del imperio británico. Este informe fue publicado por la Real Sociedad británica, dirigida para el consumo de los participantes que marcharán a paso de ganso hacia la próxima Conferencia de Río +20 sobre Desarrollo Sustentable, que tendrá lugar en Río de Janeiro en junio. El informe 'La gente y el planeta' no dice nada que sea especialmente nuevo para la política del imperio británico. Desde que se fundó la Real Sociedad en 1660, su misión central ha sido promover una política que aplaste de manera sistemática el progreso científico para la humanidad, como se ve en el fraude del otrora presidente de la Real Sociedad, Isaac Newton, que sigue operando en la promoción que se hace del fraude conocido como segunda ley de la termodinámica. Este fraude es el fundamento tanto de la actual política monetarista como también de la política ambientalista, que busca reducir a la humanidad al estatus de una lombriz rastrera, incapaz de intervenir en el universo que nos rodea. Posiblemente esa es la razón por la cual la Real Sociedad eligió a sir John Sulston como director de ese informe, 'La gente y el planeta'; ¡él es un experto en lombrices!

En sí mismo el informe solo da a conocer las exigencias imperiales para reducir el consumo y la población humana. En un artículo publicado en el Daily Mail, sir John Sulston repite las mentiras ya gastadas de que el crecimiento es insostenible. Dice que "nos estamos quedándonos sin espacio" y "afectando colectivamente al clima mundial..., debido a que la población sigue creciendo y de nuestro aumento en el consumo".

Concluye en que "el mundo tiene ahora una clara opción. Podemos optar por encargarnos de este problema doble de la población y el consumo para reequilibrar el uso de los recursos hacia un patrón de consumo más igualitario. O podemos optar por hacer nada y dejarnos arrastrar hacia el torbellino de los males económicos, sociopolíticos y ambientales, que nos llevan hacia un futuro más inhóspito y más desigual".

Pero quien deja ver la verdadera intención es Paul Ehrlich, autor de "La bomba de la población". En una entrevista con el diario The Guardian, Ehrlich dice que el coincide con el informe de la Real Sociedad, pero va más allá y repite el dictado imperial de reducción de la población a 1,500 millones de personas. Luego plantea la interrogante que es la muy conocida política de la oligarquía financiera británica: "¿Se pueden bajar los topes (en los niveles poblacionales) sin un desastre, como una plaga mundial o una guerra nuclear?"

Si estos degenerados están tan preocupados con la sobrepoblación, ¿porqué no se ofrecen ellos mismo como voluntarios para empezar?

Y sobre los demás de nosotros que todavía no hemos renunciado a nuestra membresía en la especie humana, decidimos salir de esta crisis con base en un desarrollo económico. En Estados Unidos, es la lista nacional de candidatos larouchistas al Congreso que está liderando la movilización para conseguir respaldo a la resolución NAWAPA XXI. Este es el único programa con el cual aplastar a la oligarquía británica y poder salvar a Estados Unidos; la ley Glass-Steagall, volver a la banca nacional de Alexander Hamilton, e implementar el NAWAPA XXI. El informe NAWAPA XXI contiene con gran detalle las iniciativas políticas con las cuales restaurar la soberanía en nuestro sistema bancario, y dar empleo a 4 millones de personas en la construcción del NAWAPA XXI. NAWAPA XXI y los proyectos relacionados en el Ártico, son el camino hacia una sociedad estratégica con naciones como Rusia y China, en lo inmediato, y con muchas otras naciones que se incorporarían a una política de desarrollo económico global, que acabe para siempre con las políticas coloniales británicas conocidas como globalización.

En vez del "torbellino de males económicos, sociopolíticos y ambientales" de Sulston, basado en la cínica perspectiva basada en la segunda ley de la termodinámica, podemos más bien avanzar con el concepto de Vernadsky en que el progreso constituye la estructura del universo. El avance de la creatividad humana para lograr avances científicos para aplicar al progreso tecnológico, es el meollo de una política de banca nacional.

Únete a la lista nacional de candidatos larouchistas en esta movilización para asegurar que se apruebe la resolución que respalda al NAWAPA XXI.