Argentina: ¡un importante ejemplo distinto para Europa!

19 de abril de 2012

19 de abril de 2012 — Hasta en las páginas de diarios tan conservadores de Alemania como el Suddeutsche Zeitung se pueden encontrar reconocimientos de que Argentina está tomando un camino más exitoso que el que recorre ahora Europa hacia su destrucción. El comentario principal en ese periódico el miércoles 18, titulado "Bien común en vez de ganancia" destaca la gran diferencia entre las políticas de la Presidente argentina Cristina Kirchner, como se muestran en la decisión de renacionalizar YPF, y las de España, que está entregando su soberanía.

"Cristina Kirchner afirma que esto no es cuestión de socialismo, sino de recuperar la soberanía nacional. La disputa consiguiente con España es tan amarga, porque se produce en la línea de rompimiento de sistemas opuestos. El gobierno liberal conservador de España está a punto de entregar su soberanía económica, por presiones desde el exterior aunque también por convicción".

Lo que está dando marcha atrás la actual Presidente de Argentina, es la catastrófica política de liquidaciones de la Presidencia de Carlos Menem en Argentina, "el mejor discípulo del Banco Mundial, el FMI y EU". "Esas instituciones querían ayudarle a una Latinoamérica agobiada por la crisis con recetas similares, probadas hoy en España o en Portugal". Menem remató en centavos todo, en donde principalmente los españoles salieron ganando, lo que contribuyó al auge ibérico de corta duración.

Los gobiernos de Brasil, Ecuador y Argentina están tratando ahora de tener la última palabra después de las "malas experiencias con las políticas neoliberales inducidas desde el exterior. El artículo culmina diciendo que se ha desvanecido la confianza en el libre mercado. "Los protagonistas de la economía de un completo libre mercado son ellos mismos responsables de provocar este resultado. En ninguno otro lugar las oportunidades eran mejores que en Latinoamérica y en ninguna otra parte crearon un desequilibrio social de tal magnitud. Esto es lo que se castiga ahora".

El autor destaca también que "es desproporcionado el vocabulario de protesta belicoso de Madrid" dado que "Repsol hace mucho que no es español, en donde la mayoría de las acciones están en manos extranjeras de México a Francia".