Cheminade: Vean los peligros actuales desde el punto de vista de los años de 1930

2 de abril de 2012

1ro de abril de 2012 — Para darle a los franceses un sentido más real de los peligros que vivimos actualmente, el candidato a la Presidencia de Francia, Jacques Cheminade ha destacado recientemente la necesidad de considerar los acontecimientos del presente a través de los ojos de los líderes de principios de los años de 1930, que no fueron capaces de anticipar lo peligros que se avecinaban, cuando los financieros de Wall Street y de la City de Londres decidieron que era el momento de poner a Hitler en el poder, para imponer un fascismo financiero a fin de salvar a su sistema. En un momento en que se estaban imponiendo regímenes fascistas en otros países de Europa por la misma razón, cuando empezó la política de selección social para negarle la atención médica a las personas más vulnerables de la sociedad, cuando una cierta élite en Francia decidió que sería mejor tratar con Hitler como canciller alemán que permitirle al Frente Popular llegar al poder en 1936.

Muchas personas reaccionan con incredulidad ante el afiche de LPAC sobre Obama con un bigote al estilo de Hitler, y una pregunta que muy a menudo le hacen a Cheminade es que explique su significado. Un buen ejemplo de esto se presentó en la entrevista que le dio Cheminade el 31 de marzo a Bernard Poirette en su programa de radio RTL. Luego de que Cheminade explicara porque se necesita algo similar a la investigación que hizo la Comisión Pecora al funcionamiento de la banca y las finanzas, y el saneamiento subsecuente de este sector, el diálogo se desenvolvió como sigue:

Poirette: Sr. Cheminade, tengo la impresión de que el dominio que ejercen los financieros en Europa y Estados Unidos sobre la vida de la población es una idea fija en usted.

Cheminade (riéndose): No es una idea fija mía, sino de ellos. Son una oligarquía.

Cheminade mencionó un documental sobre la City de Londres que presentó la televisión francesa en octubre pasado, que mostraba como la City de Londres lavó un montón de dinero sucio para el mundo entero, que ha ocurrido durante mucho tiempo y con dinero proveniente de todo tipo de tráfico ilícito. "Al mismo tiempo, la City ejerce un poder de intimidación intelectual. Eso quiere decir que si tú no piensas como ellos, eres considerado como algo raro, extravagante, y te echan a un lado. Lo hacen de manera muy astuta, a veces con gran sutileza. Crean así una matriz de opinión, una mentalidad.

"Lo que he dicho, y voy a repetir, es que esos intereses financiaron el ascenso de Hitler al poder. Hoy –como sabes, el sueño de la razón engendra monstruos— no será la misma cosa, pero va a involucrar la implementación, a una escala mundial, de algo que no es bueno ni para la población, ni para el desarrollo o para nuestro futuro".

Poirette: Posiblemente en 1933 ellos contribuyeron a llevar a Hitler al poder, pero usted también dice que, hoy, Barack Obama no está haciendo nada en contra de estos poderes, y por lo tanto, usted desde allí hace un paralelo entre el Presidente de Estados Unidos y el dictador Nazi.

Cheminade: Un bigote. Si lo miras, no desde la perspectiva de 1946, y las abominaciones y horrores del Shoah, sino desde la perspectiva de 1934 y 35. ¿Qué fue lo que comenzaron a hacer los nazis? Comenzaron por masacrar a los discapacitados mentales, y a los débiles. Ese fue su comienzo. Y hoy, la política de destrucción social en Estados Unidos está comenzando a ir en esa dirección, lentamente.

"Al mismo tiempo, a una escala mundial, toman aviones robots y atacan terroristas. Es posible que maten uno o dos de ellos, junto con 20 civiles".

Poirette: Pero Obama creó un sistema de salud universal para las personas más pobres, ¿no fue así?

Cheminade: No, porque al mismo tiempo —y esto se conoce muy poco en Europa—también creó el IPAB [el panel de administradores que decide en qué se gasta el presupuesto de salud] que decide cuál será y cuál no será el tratamiento [médico] que se dará. Así que comienzan por poner un precio a la vida humana, y eso es sumamente serio. Leo Alexander, el representante de Estados Unidos en los juicios de Nuremberg, dijo que cuando se comienza a calcular los costos de la vida humana, eso, puede llevar a todo tipo de excesos.

"Por el momento, no hemos llegado hasta ahí, pero se ha creado la posibilidad, bajo una política que no asegura el desarrollo mutuo en Estados Unidos, o en Inglaterra o en Europa. Mira lo que está sucediendo en Grecia. Le pusimos a ese país una llave para estrangularlo y luego le decimos: '¡ahora páganos el dinero que te prestamos!'’ Eso es imposible".

La entrevista continuó con una pregunta sobre la política espacial de Cheminade, cosa que el periodista siguió considerando "absurdo", pero que es lo que tiene las mejores reacciones entre la población.