Dirigentes del BRICS demandan un sistema financiero justo y la resolución pacífica en Irán y Siria

30 de marzo de 2012

30 de marzo de 2012 — Los dirigentes de China, Rusia, India, Brasil y Sudáfrica, los países que constituyen el grupo del BRICS, emitieron una declaración ayer en donde atacan frontalmente la política transatlántica dirigida por los británicos para inundar con dinero impreso la economía a fin de rescatar al quebrado sistema monetario. La declaración final emitida en Nueva Delhi, India, donde se realizó la Cuarta Cumbre, denuncia el uso "agresivo" de la "liquidez excesiva" que hacen los bancos centrales de los "países avanzados" con lo cual extienden la crisis financiera mundial. En la misma declaración, señalan que "no se debe permitir que situación con relación a Irán se convierta en un conflicto".

En esta Cuarta Cumbre del BRICS se repitió la ocasión, que se ha hecho cada vez más frecuente durante los últimos años, en que se reunieron de manera directa los jefes de Estado de Rusia, China e India. En el marco de dicha cumbre se realizaron varias reuniones bilaterales, además de la reunión conjunta entre el Presidente de Rusia, Dmitry Medvedev, el Primer Ministro de India, Manmohan Singh, el Presidente de China, Hu Jintao, la Presidente de Brasil, Dilma Rousseff, y el Presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma.

Otro golpe directo a la perspectiva monetarista británica dominante que se ha venido imponiendo, fue la afirmación de que "el concepto de una 'economía verde', que todavía se tiene que definir en Rio+20, se tiene que entender en el marco de referencia más amplio del desarrollo sostenido y la erradicación de la pobreza, y entenderlo como un medio para lograr esas prioridades fundamentales, no en un fin en si mismo".

Los dignatarios hacen un llamado "por una arquitectura financiera internacional más representativa, y el establecimiento y mejora de un sistema monetario internacional justo que pueda servir a los intereses de todos los países y respaldar el desarrollo de las economías emergentes y en desarrollo. Más aún, estas economías que han experimentado un crecimiento de amplia base contribuyen ahora de manera significativa a la recuperación global". Los dirigentes analizaron el comercio creciente utilizando mecanismos de crédito en base a sus propias monedas en el intercambio conjunto, y analizaron la creación eventual de un banco de desarrollo conjunto para proyectos de infraestructura, lo cual se analizó en mayor detalle entre los ministros de comercio de las cinco naciones el día anterior.

El documento conjunto señala que sus países están "preocupados por la situación económica global actual... La excesiva liquidez resultante de la política agresiva adoptada por los bancos centrales para estabilizar sus economías internas se ha difundido hacia las economías de los mercados emergentes, lo cual fomenta una volatilidad excesiva en el flujo de capitales y en el precio de las mercancías". Esto es una referencia directa a la hiperinflación que han ocasionado los rescates financieros de la banca europea y estadounidense. Por lo tanto, el documento señala que "es decisivo que las economías avanzadas adopten políticas macroeconómicas y financieras responsables".

Sobre Irán, la declaración advierte: "No se debe permitir que la situación con respecto a Irán se convierta en un conflicto, cuyas consecuencias desastrosas no serían del interés de nadie. Irán tiene un papel decisivo que jugar para el desarrollo pacífico y la prosperidad de una región de gran relevancia política y económica, y esperamos que juegue su parte como miembro responsable de la comunidad global. Nos preocupa la situación que surge en torno a la cuestión nuclear de Irán. Reconocemos el derecho de Irán al uso pacífico de la energía nuclear congruente con sus obligaciones internacionales". En cuanto a Afganistán, el documento señala que "necesita tiempo, ayuda para el desarrollo y cooperación", y "subrayan la necesidad de una cooperación regional e internacional más efectiva para la estabilización de Afganistán, incluyendo el combate al terrorismo". Y en cuanto a Siria, manifiestan "profunda preocupación por la situación actual" y hacen un llamado a favor de los medios pacíficos para hacer frente a la crisis, y le dan su respaldo a la iniciativa de Kofi Annan.

En cuanto al frente económico, la declaración de Nueva Delhi señala: "Hemos considerado la posibilidad de establecer un nuevo Banco de Desarrollo para movilizar recursos para la infraestructura y el desarrollo sustentable en las economías emergentes del BRICS y de los países en desarrollo, para complementar los esfuerzos existentes de las instituciones financieras multilaterales y regionales para el crecimiento global y el desarrollo. Encomendamos a nuestros Ministros de Finanzas que examinen la factibilidad y la viabilidad de tal iniciativa, para que establezcan un grupo de trabajo conjunto para su mayor estudio y nos informen en la siguiente Cumbre".

En este respecto, la revista Expert de Rusia informó recientemente que la idea de establecer un nuevo banco de desarrollo salió de India, y que estaría financiado exclusivamente por estas naciones, algunas de las cuales, China en particular, tienen grandes reservas en moneda extranjera y en reservas de oro, para promover proyectos en esos países. De acuerdo a Expert, se pondría el acento de las inversiones en el desarrollo de la industria.

El Banco de Desarrollo de China, la Corporación Estatal del banco de Desarrollo y Asuntos Económicos Extranjeros de Rusia, El Exim Bank de India, el Banco de Desarrollo de Brasil (Bandes), y el Banco de Desarrollo de Sudáfrica, firmaron el "Acuerdo Maestro de Facilidad de Crédito" en monedas locales y el "Acuerdo sobre la Facilidad de Confirmación de Carta de Crédito Multilateral del BRICS".

El BRICS podría llegar a ser uno de los elementos claves del sistema de gobierno global, dijo el Presidente Medvedev, y debe desarrollar un nuevo modelo de relaciones más allá de cualquier estereotipo establecido y por encima de los "puentes" o "intermediarios". La Presidente de Brasil, Dilma Rousseff advirtió que la crisis económica "no se resolverá simplemente con medidas de austeridad, consolidación fiscal y depreciación de la fuerza de trabajo, mucho menos con políticas de alivio cuantitativo (de dinero impreso) que han disparado lo que solo se puede describir como un tsunami monetario".

En términos de las relaciones bilaterales, Hu Jintao y Manmohan Singh e reunieron para hablar sobre relaciones económicas y otros asuntos. El comercio entre ambos países ha crecido 20 veces desde 2000, y solo el año pasado aumentó en 20%, a casi $74,000 millones de dólares. Ambos declararon el año 2012 como el Año de la Amistad sino-india, y decidieron fortalecer la confianza política mutua para resolver cuestiones pendientes como la disputa fronteriza de décadas, en lo que el vocero chino Luo Zhaohui calificó en la rueda de prensa como "un momento muy atinado" en sus lazos bilaterales.

Manmohan Singh y Medvedev analizaron la cooperación conjunta en el desarrollo de la energía nuclear civil y en el fortalecimiento de los lazos comerciales, que están muy detrás de los niveles comerciales entre China e India. Reiteraron su cooperación en la planta nuclear de Kudankulam que se realiza con asistencia rusa, y donde se habían reanudado las obras luego de haberse detenido debido a las protestas antinucleares en Tamil Nadu. Así mismo revisaron los acuerdos para desarrollar las unidades III y IV de la planta nuclear de Kudankulam con lo cual se fortalecerán los vínculos en el ramo de la energía nuclear entre los dos países.