Grecia es un país ocupado

12 de marzo de 2012

12 de marzo de 2012 — Mientras los banqueros están contando con el dinero sangriento (bonos de compensación) que van a recibir por los bonos griegos, en Grecia la población se ve bajo una ocupación extrajera que destruye la economía hora tras hora.

Como parte del acuerdo de la Unión Europea con Grecia, "al menos cuatro funcionarios del departamento de economía de la Comisión Europea se instalarán de tiempo completo en Atenas, junto con representantes del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Central Europeo (ECB), para supervisar las políticas del gobierno", informó con entusiasmo el diario londinense Finantial Times.

Esta semana se anunció que el desempleo había llegado al 21%, y el desempleo entre los jóvenes al 51%, en tanto que las últimas estadísticas revelan que una de cuatro empresas mercantiles se ha ido a la bancarrota. Según un informe publicado en el blog Hellas Frappe, la Confederación Nacional de Comercio Helénico (CNCH) informa que un total de 2,374 negocios han cerrado sus puertas, de un total de 9,274 que funcionan en la región de Atenas y Ática. En el período de los últimos seis meses, las condiciones se han empeorado en la región central de Atenas, donde el número de empresas cerrados subió hasta el 26.6%, desde 24% en agosto de 2011 y 23.4% en marzo de 2011. En el Pireo, llegó a un 27.3%, 10% más que en marzo de 2011.

Una de las personas encargadas de esto, el líder de la denominada "Fuerza de Tarea" para Grecia, Horst Reichenbach, llegará a Atenas el 12 de Marzo, cuando presentará el "informe de avance" de esta fuerza de trabajo, luego de que fuera ratificado por la Comisión Europea, con un informe de los objetivos logrados, así como los pasos que le seguirá.

Que no va a recibir una gran bienvenida, esta de más decirlo, en vista de que los tecnócratas de la Unión Europea tienen que mantener un bajo perfil, de tal manera que ni se atreven a salir a caminar en las calles de Atenas. Los políticos están tan aterrados que el Consejo de Ministros tuvo una reunión especial la semana pasada para discutir cómo van a controlar las celebraciones del Día de la Independencia el 25 de marzo, puesto que en cada una de las celebraciones públicas del año pasado se vio a multitudes furiosas asaltando puestos de revistas si allí estaba presente algún político. Inclusive se habla de hacer una celebración privada, exclusiva para invitados, incluyendo a los políticos.