Rusia no va a ceder ni un ápice

7 de marzo de 2012

7 de marzo de 2012 — Con propósitos de guerra sicológica, los británicos han estado muy ocupados diseminando el rumor que han soltado personas como el secretario de Relaciones Exteriores de Gran Bretaña, Hague, y la vocera del Departamento de Estado de EU, Victoria Nuland, en el sentido de que la defensa de Rusia a la soberanía de Siria no era más que una movida electoral de Putin, y por ende, después de las elecciones del domingo en Rusia, los rusos iban a cambiar de rumbo y unirse a las resoluciones de la ONU que llevarían a un cambio de régimen en Siria y a un caos inconmensurable en el suroeste asiático en general.

Nada de esto sucedió. En vez de esto, el viceministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Ryabkov, condenó firmemente esas "quimeras" el martes diciendo: "Estamos profundamente convencidos de que estamos correctos. Esa es la razón por la cual le hacemos un llamado a nuestros socios para que no adopten una línea dura, sino que busquen negociar [y] estimular las negociaciones y un proceso político".

"La posición de Rusia sobre un arreglo con Siria nunca ha estado sujeto a consideraciones de corto plazo y ni se tomó bajo la influencia de los ciclos electorales, a diferencia de algunos de nuestros colegas occidentales".

Voz de Rusia informa que el Ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, va a estar en el Cairo el 10 de marzo para discutir la situación siria con la Liga Árabe.

En Estados Unidos, del lado del gobierno del títere de Londres, Obama, el blog de la revista Foreign Policy, "The Cable", informó el martes que el gobierno de Obama está maniobrando abiertamente para ayudar a la oposición en Siria. Aunque no se está moviendo abiertamente para armar a los "rebeldes" mismos, el gobierno de Obama ha decidido no oponerse, ya sea pública o privadamente, al armamento de los rebeldes por parte de otros países.